EFEBurgos

El grupo de afiliados de Ciudadanos en Burgos que llevó el supuesto pucherazo de las primarias del partido en Castilla y León a un juzgado tras archivar el caso la Fiscalía de Valladolid, ha recurrido el sobreseimiento provisional de la causa, que se produjo el pasado 11 de noviembre, según ha informado Eldiario.es y ha confirmado a Efe la abogada que lleva el asunto.

El recurso se basa, fundamentalmente, en la falta de diligencias de investigación y, sobre todo, en un informe de la UDEF en Murcia que apunta a que la empresa de peritajes informáticos Lazarus Technology SL, contratada por Ciudadanos para investigar lo ocurrido tanto en la Comunidad de Murcia como en Castilla y León, en dos supuestos parecidos, no parece fiable.

Según el informe de la UDEF de Murcia al que se refiere el recurso, "ante la denuncia que inicia toda esta investigación, las averiguaciones realizadas hasta la fecha, y la falta absoluta de colaboración real por parte de Ciudadanos y de la empresa Lazarus Technology, que actúan de manera conjunta, se extraen indicios racionales de que está ocultándose un fraude en la votación".

El sistema telemático de voto de Ciudadanos quedó en entredicho tras el proceso de primarias en Castilla y León en marzo de 2019, cuando militantes cercanos al actual vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, descubrieron que se habían validado más votos que votantes y que todos los votos de más correspondían a la candidata del aparato del partido, la expresidenta de las Cortes y ex del PP, Silvia Clemente, que se declaró vencedora en primera instancia, hasta descubrir los fallos en la votación.

Según la abogada, el archivo de la denuncia se basó en la postura de la Fiscalía, que, a su vez, había archivado una denuncia anónima previa apoyándose en la auditoría que había realizado una empresa que según la UDEF de Murcia actúa en connivencia con Ciudadanos.

La abogada señala que el informe en el que basó la Fiscalía su archivo ha sido elaborado por una empresa contratada por el partido Ciudadanos, lo que pone en entredicho su imparcialidad.

La empresa Lazarus explicaba en su informe que no hubo intención de alterar el sistema sino una serie de cliqueos de más cuando los afiliados emitían su voto, aunque la abogada recuerda que “curiosamente”, el exceso de 'clicks' sólo se produjo a favor de Clemente y en horas intempestivas, en plena madrugada.

La letrada del grupo de denunciantes recuerda que el juez se ha basado en un archivo anterior por la Fiscalía de una denuncia distinta, aunque por la misma supuesta irregularidad, lo que supone “una indefensión de los denunciantes”.

En el escrito del recurso de reforma se pide también que declaren ante el juez los técnicos de la empresa que realizaron la auditoría del proceso de votación de Ciudadanos porque el archivo inicial del caso se basó en que su informe “descarta injerencia o manipulaciones externas en los servidores”.

En el recurso se indica que el informe de Lazarus no ha sido ratificado ante un juez y por tanto no se ha podido someter a aclaraciones y ampliaciones a los peritos que lo elaboraron.

Los denunciantes recuerdan, en contraposición a lo que estimó la Fiscalía, que en la denuncia era Silvia Clemente, candidata oficial del partido, la destinataria de los 82 votos fraudulentos y que "aunque no pueda señalarse en estos momentos a las personas autoras materiales de la manipulación informática, lo cierto es que actuaron en interés de un candidato concreto, en este caso Silvia Clemente, y, por tanto, siguiendo instrucciones del aparato o de esta última".EFE

1010207

psb/aam