EFEVillamanín (León)

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha reclamado este lunes al gobierno autonómico la elaboración de un "plan ordenado, coordinado y coherente con medidas para los sectores más afectados", para aplicar a partir del 9 de mayo, tras la finalización del estado de alarma.

"Hace muchos meses se sabía la fecha de la finalización del estado de alarma y si se puede dar es porque las cosas han ido a mejor y eso permite compaginar la protección de la salud y la vida con la recuperación de una cierta normalidad desde el punto de vista económico, social y emocional", ha recalcado Tudanca en Villamanín (León).

En declaraciones a los periodistas, ha insistido en que el final del estado de alarma "es una magnífica noticia", aunque ha advertido que "no significa que la batalla haya terminado y que no haya que seguir tomando medidas".

"Ahora, las comunidades autónomas tendrán que tomar decisiones y tienen las herramientas jurídicas necesarias para ello, aunque lo que sí nos gustaría es que en Castilla y León no pasara lo que lleva pasando hace seis meses, que es que nos enteramos por el BOCyL de lo que va a suceder el día siguiente", ha precisado.

Al respeto, ha pedido a la Junta un plan de actuaciones y exigido que no se vuelva a caer en la "vulneración de los derechos de los ciudadanos como fue el adelanto ilegal del toque de queda y la falta de ayudas la hostelería y al comercio".

Además, ha subrayado que "es imprescindible la recuperación inmediata de la atención presencial en toda la red sanitaria de la comunidad".

"No puede ser que más de un año después del inicio de la pandemia las puertas de los centros de salud y los consultorios médicos estén cerradas, en su mayor parte fruto de las órdenes del Gobierno de Castilla y León", ha remarcado.

El líder autonómico socialista ha señalado que la atención telefónica "no es sanidad, es otra cosa", y ha advertido de que "muchos pacientes siguen sin diagnóstico, especialmente en el medio rural tras muchos años de recortes".

Por otra parte, ha incidido en que la población del medio rural de Castilla y León es la más envejecida de Europa y recordado al PP que la única pretensión de su partido con la comisión parlamentaria de investigación sobre la residencias es "proteger mejor a los mayores".

"Lo único que hemos pedido desde el inicio es saber la verdad, qué falló en el modelo y qué medidas no se adoptaron para que no vuelva suceder, porque eso es lo menos que le debemos a nuestro mayores y a sus familias", ha precisado en este punto.

Ha agregado que con esta iniciativa el PSOE también pretende que "un modelo que se ha demostrado muy frágil y que ha fracasado de forma estrepitosa, se cambie hacia otro más público con más formación de los trabajadores y más personal para evitar el drama vivido en las residencias".

Tudanca ha realizado estas declaraciones tras reunirse con el alcalde de Villamanín, José Luis García, a quien ha garantizado que reclamará a Adif que compense a este municipio y a La Pola de Gordón por la afección de las obras de la variante ferroviaria de Pajares en los acuíferos de ambos municipios leoneses.

Ha señalado que la variante de Pajares ya lleva demasiado retraso y subrayado que "tiene que acabarse cuento antes para la mejora de las infraestructuras ferroviarias pero sin perjudicar a la gente del territorio".

"Confiamos en que se apueste por una colaboración que acabe con la adopción de medidas compensatorias para toda esta zona de la provincia de León", ha insistido. EFE