EFEValladolid

Un operativo contra incendios "público, permanente, coordinado, perfectamente dotado de medios materiales y profesionales, con condiciones laborales dignas", ha exigido este viernes en Valladolid el único procurador de Unidas Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, quien también pide dimisiones.

Durante una rueda de prensa celebrada en Valladolid, el también co-portavoz nacional de Unidas Podemos, ha demandado las dimisiones del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por la "catastrófica y calamitosa" gestión de ambos en los incendios.

Desde el pasado 15 de junio, fecha del inicio del voraz incendio en la Sierra de la Culebra (Zamora), las llamas han arrasado en Castilla y León 60.000 hectáreas de masa forestal, cereal, rastrojo, casas y vegetación diversas, que Fernández ha entendido como las "terribles consecuencias" de una deficiente gestión".

El consejero de Medio Ambiente "no puede continuar ni un día más en su cargo", un cargo que en opinión del parlamentario de Podemos "se ha permitido manifestar que es absurdo mantener todo el año un operativo" que además, en su opinión, "está totalmente desfasado, con medios insignificantes, deficiente gestión y paupérrima inversión".

Mientras tanto, el presidente del gobierno autonómico "debe dimitir también" por su política de "echar balones fuera" al requerir al Gobierno de España que aumente los medios de ayuda "cuando los de Castilla y León son insignificantes y las condiciones laborales (del operativo) indignas".

Por otra parte, en el actual contexto de crisis económica y elevada inflación, según su diagnóstico, en Castilla y León "nos encontramos con un líder (Fernández Mañueco) incapaz, incompetente y preocupado por su sillón", que según su parecer "ha entregado los mandos de la Junta a la ultraderecha", en alusión velada a Vox.

Sobre la futura ley autonómica de Violencia Intrafamiliar, Fernández ha expresado el "rechazo frontal" de Unidas Podemos, cuya tramitación significa en su opinión que el Gobierno de Castilla y León "no tiene rumbo" a causa de "un líder inmerso en la deriva".

"Menos mal que enfrente tenemos a un Gobierno de España que hace los deberes con un mayor número de ocupados gracias a la reforma laboral y al Diálogo Social", ha concluido. EFE