EFESegovia

El líder de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo, Miguel Urbán, ha señalado este jueves que, en su opinión, es "muy peligroso" que, a raíz de la previsible entrada del partido 'morado' en el Gobierno, no exista una izquierda "presionando desde fuera".

El eurodiputado ha explicado a EFE que este escenario puede incluso dar paso a que Vox "crezca más": "No vamos a tener un Gobierno de izquierdas. En el mejor de los casos, progresista", ha reflexionado.

Según Urbán, el próximo Gobierno va sufrir "muchísimas presiones, muchísimas" y se verá coartado por "los límites impuestos por la política austericida de la Unión Europea en un momento de previsible recesión y crisis económica", por lo que, para contrarrestar esas presiones, "tiene que haber presión por la izquierda".

Como fórmula de apoyo al partido del que fue cofundador, el activista se decanta por hacerlo "desde las calles y las plazas", formando parte de "una izquierda política y social que no entre en el Gobierno".

Miguel Urbán, militante de Anticapitalistas, ha visitado Segovia con motivo de la presentación de su nuevo libro, "La Emergencia de Vox: Apuntes para combatir a la extrema derecha española", que analiza el papel de la ultraderecha en España desde la transición hasta la irrupción del partido político de Santiago Abascal.

A la hora de responder a la pregunta "¿Por qué ahora?", Urbán ha apuntado algunos factores como "una ola reaccionaria global" que ha favorecido a la creación del partido, "la radicalización ante el conflicto catalán" y "la feroz competencia de la derecha"; esto es, entre Ciudadanos y PP, ha precisado.

Para el eurodiputado, fueron estos partidos los que comenzaron a incluir en su discurso "elementos que luego ha utilizado Vox en su agenda política", y ha citado como ejemplo lo que él considera "populismo xenófobo" de Pablo Casado sobre el endurecimiento de las fronteras o la "aporofobia de Ciudadanos" al hablar de los manteros.

Sobre un posible cordón sanitario, el analista explica que, en su opinión, este fenómeno no ha sido posible en España como en Alemania o Francia, porque "para que haya un cordón sanitario tiene que haber una derecha de raíces democráticas y eso no es lo que hay en España".

Urbán hace énfasis en su libro sobre el origen de la ultraderecha en el país, que data, según él, de una transición española en la que no hubo "depuración" y la palabra clave fue "impunidad" con lo líderes de entonces: "Se acostaron franquistas y se levantaron demócratas", ha comentado el político.

A esta falta de ruptura con la dictadura achaca el autor del libro la diferencia con otros países europeos como Portugal, y subraya que en España, antes de Vox, ya había ultraderecha: "Teníamos representantes de extrema derecha, pero no un partido", ha señalado.

El líder de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo ha manifestado una de las claves de Vox de la que "nadie habla" es de su programa económico, que ha calificado de "ultraliberalista" y hecho "de señoritos y para señoritos".

Urbán ha explicado que, según su análisis, Vox no quiere hablar de ello y prefiere entrar en "guerras culturales" para llegar a otros sectores sociales.

Sobre el presente y futuro del partido de Abascal, Miguel Urbán ha aventurado que espera una oposición "radicalicalizada, casi esperpéntica" y "a empujones" por hacerse con "la hegemonía del espacio de la derecha".

Para el activista, los votantes de Vox vienen de una reorganización de la derecha y "lo verdaderamente peligroso" sería que el partido consiguiera "romper los departamentos estancos" que ha habido siempre en España.

Es decir, que el partido consiguiera "robar votos" de "los desencantados de la izquierda o de la abstención", según ha matizado. EFE