EFEÁvila

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, ha dado por hecho que la incidencia acumulada aumentará en Castilla y León con la "apertura de las fronteras" a partir del 9 de mayo, teniendo en cuenta que las comunidades de alrededor "tienen una incidencia muchísimo más alta".

Amigo, que se ha reunido este viernes con el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha apelado a la "responsabilidad individual" de los ciudadanos, teniendo en cuenta que no se está "aún" en el momento de "salir como si no hubiera un mañana", reconociendo las ganas de viajar y el "cansancio pandémico" que existe.

En este sentido, ha hablado de la necesidad de ser "conscientes" de que el virus "viaja con las personas", a la vez que ha hecho referencia explícita a las comunidades de Madrid y País Vasco, que cuentan con una incidencia acumulada "muchísimo más alta que Castilla y León".

"Somos conscientes de que con esa apertura, la incidencia va a subir", ha indicado Amigo, antes de reprochar al Gobierno que no haya "hechos sus deberes", ofreciendo a las comunidades autónomas una "alternativa legal para disponer de instrumentos jurídicos para poder frenar los contagios".

Tras apelar a la "responsabilidad" y a no tener un "exceso de confianza" derivado de la apertura de fronteras, la mejora de la situación epidemiológica y el proceso de vacunación, la consejera de Empleo e Industria ha insistido en que aún hay que ser "precavidos".

Aunque ha indicado que para el Gobierno autonómico es "una preocupación" que el Ejecutivo central no haya hecho sus "deberes", Ana Carlota Amigo ha hablado de que, "en todo caso hay buenas", de manera que las cosas vayan evolucionando para que "la gente siga siendo tan responsable y la economía y el empleo vayan recuperándose poco a poco".

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha señalado en su visita a Muñico (Ávila) que la pandemia "ha sido horrible", con más de 10.000 fallecidos en la Comunidad.

En este contexto, se ha referido al último año como una "pesadilla" que aún no ha sido superada, aunque a partir de este domingo se alcancen "mayores cotas de libertad", tras decaer el estado de alarma.

Al respecto, se ha referido a algún "efecto colateral positivo" de esta situación, en referencia al aprendizaje que ha supuesto "mirar el valor de lo que está más cerca", como los atractivos naturales o los pueblos de Castilla y León.

"Cojamos ese viento para que sea una oportunidad para nuestros pueblos", ha concluido Suárez-Quiñones.EFE