EFEValladolid

Un total de 93,8 millones de euros recibirán las cuatro universidades públicas de Castilla y León para financiar sus gastos de funcionamiento y personal entre abril y junio, según ha acordado este jueves el Consejo de Gobierno.

Se trata de una partida para "garantizar" el funcionamiento de las universidades de la Comunidad, ha detallado este jueves la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Se trata de una financiación adecuada que permita una mayor calidad de enseñanza y una investigación científica excelente, ha añadido.

De esos 93,8 millones, 10.558.845 euros corresponden a la Universidad de Burgos (UBU), 15.751.464 a la Universidad de León (ULE), 33.245.750 a la Universidad de Salamanca (USAL) y 34.312.183 euros a la Universidad de Valladolid (UVA).

De acuerdo a la referencia del Consejo de Gobierno, la enseñanza superior tiene planteados tres grandes retos en torno a las funciones básicas de la universidad- transmitir el conocimiento existente, generar nuevo conocimiento y transferirlo a la sociedad-. Estas funciones básicas, a su vez, se vinculan a los tres grandes objetivos sobre los que debe insistir una Administración responsable para lograr un sistema universitario cada vez más especializado, más fuerte y competitivo.

En primer lugar, la Junta de Castilla y León quiere reforzar la excelencia en la formación de los estudiantes universitarios mediante una enseñanza más personalizada que permita avanzar en la mejora de su rendimiento académico y en la adquisición de conocimientos.

En segundo lugar, la profundización y afianzamiento de una investigación científica de calidad.

Y en esa línea, el compromiso de la Consejería de Educación se concreta, por una parte, en la financiación aprobada de los gastos del personal docente e investigador de las universidades públicas y, por otra, en las diferentes actuaciones que nacen de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León 2014-2020 -RIS3, según sus siglas en inglés-.

Y, el tercer objetivo supone un mayor esfuerzo en la innovación, para aumentar la transferencia de conocimientos desde las universidades hacia la sociedad y las empresas, lo que contribuirá al crecimiento económico y la creación de empleo de calidad en Castilla y León.

El Consejo de Gobierno ha aprobado además otro expediente de la Consejería de Educación, que recoge 750.000 euros para la construcción del nuevo edificio para el instituto de secundaria Alfoz de Lara, en Salas de los Infantes, en Burgos.

En el curso 2018-2019, ese instituto tiene 149 alumnos matriculados -119 en Educación Secundaria Obligatoria y 30 en Bachillerato-, distribuidos en 12 unidades.

La obra de ampliación consistirá en la construcción de un edificio de una única planta baja de 741,82 metros cuadrados a lo largo de la fachada sur, que se comunicará con el centro existente por un porche cubierto, al tiempo que proporcionará también una zona de estancia cubierta que ahora no existe para los recreos.

El inicio de las obras está previsto para mediados de abril, con un plazo de ejecución de 10 meses, por lo que se espera que esta ampliación pueda entrar en funcionamiento durante el curso 2019-2020, ha recordado Marcos.

La inversión prevista se estima en 889.258 euros, incluyendo la obra, la redacción del proyecto y las consultarías, una cantidad a la que hay que añadir el equipamiento, que supondrá otros 100.000 euros.EFE