EFEValladolid

La situación de contagios en Aranda de Duero (Burgos), de 32.000 habitantes y que desde este pasado viernes está aislada, no mejora y sus tres zonas básicas de salud contabilizaron este martes un total de 450 casos positivos, que son 78 más que este pasado lunes.

En concreto, y según la información del portal de transparencia de la Junta consultada por Efe, en la zona Norte de salud suman 218 PCR positivos con una tasa de incidencia por cada 10.000 habitantes de 110,98 frente a los 175 de este pasado lunes, cuando la tasa era de 89,09.

En la zona básica Sur, los positivos se han elevado a 161 con una tasa de 99,57, mientras que los datos de ayer eran de 135 casos y una incidencia de 83,49.

Además, la zona básica de Aranda Rural, también se complica al sumar 9 positivos más hasta los 71 dejando la tasa de incidencia en 91,59.

La edad media de los contagiados es de 35 años y la gran mayoría son asintomáticos.

Las zonas básicas de Salud Norte y Sur se encuentran coloreadas de rojo en el mapa que cada día actualiza la Junta de Castilla y León y que supone la sospecha de transmisión comunitaria, por lo que permanecerá aislada hasta este viernes a no ser que el Juzgado de lo Contencioso de Burgos decida prorrogar esta medida solicitada por la Junta durante una semana más.

Por su parte, la de Aranda Rural, está de color naranja que significa la necesidad de restringir al máximo el contacto social y evitar las reuniones de más de 10 personas y limitar al máximo la exposición en lugares cerrados.

Respecto a los otros dos municipios de Valladolid que se encuentran aislados desde el pasado domingo, Íscar y Pedrajas de San Esteban, la situación es sensiblemente mejor que en Aranda de Duero ya que, según la información de este martes, son 10 los casos positivos -uno menos que ayer- con una tasa de 9,04. EFE

grg