EFEValladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León ha advertido este miércoles a la Junta de que la normativa básica del Estado se va cumplir en la Comunidad y ha lamentado que haya quien utilice las instituciones al servicio de un marco ideológico.

Barcones ha hecho estas manifestaciones en rueda de prensa en respuesta a lo expresado en Twitter por el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Juan García-Gallardo, quien avisó al Gobierno central de que tendrá al Ejecutivo autonómico "enfrente" en la tramitación de la modificación de la Ley del Aborto.

"No sé" si el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, donde quiere situar Castilla y León es "en el ámbito de la desobediencia", ha expresado la delegada del Gobierno en una comparecencia telemática -se encuentra en su domicilio por precaución debido a que padece la covid-19-.

Mañueco debería dejar claro que en Castilla y León se cumple el Estado de Derecho, la normativa, y que por las instituciones de la Comunidad no se va a promover "insurgencia de ningún tipo", ha remarcado.

Ha subrayado además que el presidente de la Junta debería reflexionar acerca de tener a gente "ociosa" dentro del Gobierno, que sólo quiere generar un marco de inestabilidad en la Comunidad.

"Quizás todos estemos cayendo en la trampa de generar mucho ruido para ocultar la falta de gestión", ha expuesto al referirse a esas declaraciones de García-Gallardo, antes de alertar de que el Ejecutivo autonómico tiene que gestionar casi 900 millones de euros en función del Plan España y de que está en juego el presente y el futuro de Castilla y León.

"Parece que alguna gente no viene a gestionar sino a generar confrontación" aprovechando las instituciones, ha criticado.

Ha asegurado que la ciudadanía de la Comunidad debe estar tranquila porque en Castilla y León se va a cumplir el Estado de Derecho, la Constitución y las leyes, y ha dicho que espera que la Junta no tenga la tentación de generar esa confrontación que ya se ha visto en otros territorios qué efectos produce.

Barcones ha calificado de lamentable que se usen las instituciones al servicio de un marco ideológico que según ha dicho, a nivel personal, le parece retrógrado. EFE

erbq

(foto)