EFECeuta/Valladolid

Castilla y León ha acogido esta semana a un nuevo grupo de migrantes procedentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta, que ha alcanzado esta semana una de sus cifras más bajas de ocupación del presente año gracias a las últimas salidas hacia la Península de varios grupos de inmigrantes subsaharianos y marroquíes.

Según ha informado a Efe un portavoz de la Delegación del Gobierno, la última salida se ha producido esta semana dentro del proceso abierto con la intención de aliviar de plazas el CETI, habilitado para 512 personas.

En esta salida un total de 18 inmigrantes abandonaron la ciudad hacia centros de acogida de Cataluña, Andalucía y Castilla y León, estando el grupo compuesto por catorce subsaharianos, dos de Bangladesh, un marroquí y un argelino.

Tras esta última salida el CETI tiene censados a 253 inmigrantes, de ellos 220 procedentes de diferentes países del África Subsahariana, 20 naturales de Marruecos y cinco de Yemen, principalmente.

El CETI había aumentado de forma considerable su capacidad con las entradas de los inmigrantes marroquíes que accedieron a la ciudad en las jornadas del 17 y 18 de mayo por los asaltos masivos al espigón fronterizo del Tarajal.

Esta circunstancia había provocado que el recinto alcanzara una máxima ocupación, sobre todo teniendo en cuenta las medidas sanitarias de la covid-19, que obligaban a reducir el número de internos. EFE

rp/fp/orv