EFEValladolid

La Junta de Castilla y León cree que se está a tiempo de consensuar una postura común en toda España sobre las medidas covid que deben aplicarse esta Navidad y ha advertido que no van a entrar en una carrera de propuestas, que ni les gusta hacer ni que les hagan a ellos.

Así lo ha planteado este jueves el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno extraordinario que ha aprobado el proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad para el 2021.

Igea ha admitido que les hubiera gustado que ayer el consejo interterritorial de salud hubiera cerrado ese asunto pero cree que se está a tiempo.

Por ello ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para no entrar en esa "carrera" de medidas.

"No van a ser unas Navidades como las de otros años", ha admitido el vicepresidente de la Junta, "van a ser distintas".

Y en esa línea ha pedido a los Reyes Magos, como regalo, "el fin de la pandemia y la responsabilidad para conseguirlo".

El pasado martes, antes del consejo interterritorial de Salud, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, trasladó que es partidaria de mantener el cierre perimetral de la Comunidad en Navidad, valorando los casos de las provincias con mejores datos.

Y aunque confió en una postura conjunta de todas las autonomías, defiendio que no se permita la asistencia a las Campanadas de fin de año, con cabalgatas por la tele y comidas de trabajo con máximo seis personas.

Casado sostuvo que las medidas de Castilla y León con "muy coincidentes con las del Ministerio".

Castilla y León también plantea las reuniones familiares y de amigos con seis personas como máximo, salvo que sean de la misma unidad de convivencia, que es una limitación que actualmente ya rige en la Comunidad, y pide que se viaje lo menos posible; mientras sigue en debate que pasará con el toque de queda nocturno en los días más señalados de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes.

Casado sostuvo que Castilla y León es partidaria de que se viaje lo menos posible en esas fechas, que se mantenga el toque de queda actual, entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, salvo en los días señalados en los que están abiertos al debate que se produzca con el resto de las comunidades.

En cuanto a las cabalgatas, la propuesta de Castilla y León incluye evitar la asistenta asistencia de público, con circuitos cerrados y por televisión, para evitar aglomeraciones; limitar las visitas a los belenes, especialmente en los lugares cerrados; y no permitir asistencia las campanadas en las plazas de las principales localidades de la Comunidad.

También se propone permitir las actividades deportivas típicas de estas de estas fechas pero sin público.

Y en cuanto a la movilidad de los estudiantes universitarios, está también en debate, a la espera de ver la postura de todas las autonomías.

Casado valoró la propuesta que ha anticipado alguna autonomía de dejar entrar en Navidad a las personas que son de la Comunidad, que en todo caso deben "cumplir una serie de criterios que van a establecerse".EFE