EFEMadrid

Castilla y León despedirá el año con temperaturas suaves y lluvias probables en la zona noroeste como consecuencia de la entrada de nuevos frentes atlánticos, han informado hoy fuentes de la Aemet.

El domingo, día de Nochevieja, la entrada de nuevos frente atlánticos dejará lluvias que podrían afectar a Galicia, Navarra, Castilla y León y Extremadura, con temperaturas en descenso aunque no muy destacables.

Después del último temporal, los próximos días serán algo más agradables, con temperaturas en general muy cálidas por el viento del oeste, que templará el ambiente y dará lugar a valores altos para esta época del año.

Durante el día de hoy las temperaturas crecerán en la mitad norte, en el Mediterráneo y en las islas Baleares, lo que provocará que seis capitales de provincias -Alicante, Almería, Castellón, Málaga, Murcia y Valencia- sobrepasen los 20 grados centígrados.

En A Coruña, Badajoz, Bilbao, Cáceres, Cádiz, Córdoba, Huelva, Logroño, Ourense y Sevilla las máximas oscilarán entre los 18 y 19 grados, mientras que en zonas del centro peninsular los valores estarán entre los 15 y 16 grados de Madrid y Toledo, respectivamente.

Las provincias con la máxima más baja serán Huesca con 8 grados, seguida de Ávila y Pamplona con 12 grados; por la noche ninguna provincia registrará valores negativos, y el valor más bajo lo tendrán Teruel y Gerona con 0 grados.

Mañana las temperaturas seguirán en aumento y alcanzarán valores "anormalmente altos" en el norte y este peninsulares y en las islas Baleares.

Durante este día, a orilla del Mediterráneo, las provincias de Valencia y Alicante registrarán 23 grados, seguidas de Castellón con 21 grados y de Almería, Bilbao, Huelva, Málaga, Sevilla y Tarragona con 20 grados.

Por la noche, las mínimas volverán a ser muy altas, y destaca San Sebastián con 14 grados, seguida de Valencia y Bilbao con 13 grados, y de Málaga, Cádiz y A Coruña con 12 grados.

Casals ha asegurado que el domingo por la noche, celebración de la Nochevieja, y el lunes, Día de Año Nuevo, las temperaturas iniciarán un descenso que afectará a toda la Península con alguna helada en los Pirineos, cordillera Cantábrica y en zonas de montaña del norte peninsular y en sierras del sureste.

"No será un descenso muy acusado, y los valores continuarán por encima de la media", ha subrayado la portavoz para detallar, que mediados de semana, las máximas se recuperarán para bajar, de nuevo, a partir del viernes.

Entre el martes y el jueves es probable que predomine la estabilidad en casi todo el territorio, con viento de componente oeste en la Península y en las Baleares. Únicamente, se esperan precipitaciones en Galicia y extremo norte peninsular, y con menor intensidad en zonas de montaña del noroeste.

Durante estos días, en las Canarias predominará el cielo nuboso o despejado, salvo alguna lluvia débil en las vertientes norte de las islas de mayor relieve.

Aunque con mucha incertidumbre en la evolución atmosférica para la festividad de los Reyes magos, los pronósticos apuntan a un tiempo inestable con un descenso de las temperaturas y precipitaciones en casi toda la Península y las Baleares.

La zona de mayor probabilidad e intensidad de las precipitaciones sería el extremo norte y la de menor probabilidad el levante y sureste peninsulares, mientras que en Canarias es probable que se intensifiquen los vientos alisios y se produzcan precipitaciones débiles en el norte de las islas.

Por otro lado, la Agencia de Meteorología informa de que el valor medio nacional de las lluvias acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el 26 de diciembre de 2017 es de 125 litros por metro cuadrado, un 44 por ciento menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo, 224 litros por metro cuadrado. EFE