EFEValladolid

Con las doce campanadas Castilla y León despedirá esta medianoche un año con los mismos males endémicos que lastran su futuro desde hace décadas: una demografía decreciente, una sequía que esquilma gradualmente el sector agropecuario y agroalimentario, y fuegos forestales devastadores.

Algo más de 20.000 habitantes, casi el equivalente al aforo del estadio José Zorrilla, ha perdido la comunidad más extensa de Europa en el último año, con los embalses en niveles mínimos a causa de una sequía histórica y la perenne amenaza, como una plaga bíblica, de incendios forestales de gran magnitud como el registrado en Encinedo (León), el pasado agosto, con más de 5.000 hectáreas arrasadas.

Castilla y León entra en el nuevo año para cubrir el último tramo de una legislatura que culminará en mayo de 2019 con las elecciones más reñidas de la historia autonómica, sin un vencedor claro y con los principales partidos rearmados en torno a Alfonso Fernández Mañueco (PP), elegido presidente autonómico de su formación, y Luis Tudanca (PSOE), líder renovado, ambos en sendos congresos en 2017.

El Parlamento autonómico, además de su actividad ordinaria de representación, impulso y control del Ejecutivo, continuará con las comisiones extraordinarias de investigación impulsadas por los grupos de oposición (Edificio de Soluciones Empresariales, Eólicas, Hospital de Burgos; y Cajas de Ahorro).

Lento pero seguro, el tren de alta velocidad seguirá abriendo brecha en la comunidad autónoma hacia Galicia por la provincia de Zamora, impulsada con la reciente apertura de una estación y puesta en marcha de nuevos servicios en Medina del Campo (Valladolid); y hacia el País Vasco por la provincia de Burgos, con reivindicaciones en Aranda de Duero para lograr un tren directo Burgos-Madrid.

Burgos también resultó protagonista con una oleada de manifestaciones para reclamar la supresión del peaje de la AP-1 entre esta capital y Miranda de Ebro, con el fin de aliviar la carretera N-1 en este tramo, uno de los más siniestros y peligrosos del mapa vial autonómico.

El tejido industrial tuvo en Ávila uno de sus puntos protagonistas con la inclusión de la amenazada factoría de Nissan dentro del grupo Renault, y el incendio que arruinó las instalaciones de la quesería Ornua en el polígono industrial de la capital, mientras que la fábrica de puertas de San Leonardo (Soria), refuerza su futuro con la compra de las instalaciones por su principal socio industrial, Lacus Group.

Durante los balance del año que concluye, todas las organizaciones profesionales agrarias han coincidido en el futuro funesto que aguarda a un sector castigado por la sequía y que desde hace años soporta unos precios que, comparados con los costes de producción, hacen inviable o escasamente rentable la actividad de agricultores y ganaderos.

Un año más, Castilla y León ha vuelto a sonreír con las evaluaciones internacionales que conceden nuevos sobresalientes aun sistema educativo cuya estructura, base y premisas ha exportado a Hispanoamérica y a Marruecos en varios foros.

El deporte vibró con el histórico ascenso de la Cultural y Deportiva Leonesa y la hegemonía en el baloncesto femenino nacional del Perfumerías Avenida de Salamanca, mientras que en el plano personal destacó sobremanera la haltera leonesa Lydia Valentín, que a su deslumbrante palmarés añadió en 2017 el título de campeona del mundo.

Con el repunte de la crisis, la fiesta de los toros recobró un cierto brío en la organización de festejos populares y ordinarios en forma de corridas y novilladas, y tuvo un nombre propio en el ganadero Juan Ignacio Pérez-tabernero, propietario del hierro salmantino de Montalvo, distinguido con el III Premio de Tauromaquia de Castilla y León, y que en la Feria de San Antolín, en Palencia, asistió al indulto de uno de sus astados.

En el plano cultural, Ávila abrió el Año Jubilar Teresiano y Salamanca, además de estrenar nuevo rector con Ricardo Rivero, levantó el telón del VIII Centenario de su histórica Universidad, mientras que Burgos puso los cimientos para la conmemoración del VIII Centenario de la construcción d su catedral.

Segovia despidió en Cuéllar una nueva edición de Las Edades del Hombre; Palencia se preparó para albergar la de 2018 en Aguilar de Campoo; y Soria recordó su pasado celtíbero con el 1.250 aniversario del cerco de Numancia.

El de 2017 fue el año de la muerte del exvicepresidente Tomás Villanueva y el del final de la carrera política de la exvicepresidenta Rosa Valdeón, envuelta en otro caso de positivo por alcoholemia al volante, y concluye con el presunto caso de agresión sexual por parte de tres jugadores de la Gimnástica Arandina sobre una adolescente de 15 años.

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, fue reelegido al frente de la Conferencia Episcopal; el escritor José Jiménez Lozano fue distinguido por el Papa Francisco; y una mujer, Nuria Calduch, se convirtió en la primera que pronuncia el Sermón de las Siete Palabras en la Semana Santa de Valladolid. EFE