EFEValladolid

"Qué nadie te apague" y "Por ahí no" son los dos mensajes que contra la violencia machista y las agresiones sexuales ha lanzado este lunes la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género del próximo 25 de noviembre.

Y aunque los destinatarios son todos, tanto víctimas como agresores, los mensajes de la campaña que ha presentado en rueda de prensa la consejera de Familia, Isabel Blanco, se dirigen fundamentalmente a los dos grupos que más polarizan esas lacras, las mujeres mayores en el caso de la violencia machista y las jóvenes en el de agresiones sexuales.

Ambos maltratos se incluyen dentro de la violencia de género y como tal se pueden denunciar a través del 016, ha explicado Blanco, que ha detallado la campaña, que se divulgará en radio, medios escritos y digitales, televisión o redes sociales, con anuncios sobre situaciones muy reales de maltrato a las mujeres mayores o de cruce de ese límite tan fino que conduce a las agresiones sexuales a las más jóvenes.

En esa línea va el mensaje para víctimas y agresores con el "por ahí no", en cuanto que indica que conductas pasan ese delgado límite en una relación con tu pareja, tu compañera de trabajo o en el día a día, con roles machistas que se creían superados y que están volviendo, sin que los agresores sean conscientes de que han pasado la línea que no se debe cruzar, ha explicado la titular de Familia e Igualdad.

Lo de déjame el móvil a ver quién te ha escrito o que ropa te has puesto está ahí entre los jóvenes, pero también intentar ir más allá en una fiesta o en lugar de trabajo; y en el caso de las mayores la dificultad está en que es un problema oculto que no se denuncia, y en ese caso el mensaje busca que esa persona no sea anulada, que nadie la apague.

La consejera ha presentado además el nuevo logotipo de los servicios sociales de Castilla y León contra el maltrato, que incluye a los de la Junta pero también los locales y al tercer sector y asociaciones, y en el que los tradicionales tres muñecos de colores que los representan han mutado en dos y un lazo del color morado asociado a la lucha contra la violencia de género.

Blanco ha recordado las tres patas de la lucha contra la violencia de género en la Comunidad, con una primera centrada en la prevención y educación, fundamentalmente a los más jóvenes, en la que se enmarca la campaña presentada hoy.

Pero también está el instar a las mujeres a que denuncien los casos de maltrato o agresiones a través del 016 que no deja huella en la factura pero que luego hay que borrar.

Y una vez que el maltrato o los abusos han tenido lugar se ponen en marcha todos los recursos disponibles para las mujeres y los menores a su cargo, con casas de acogida y ayudas para los que se quedan huérfanos.

La consejera ha valorado el acuerdo para alcanzar el objetivo de violencia cero al que se han sumado ya 1.570 ayuntamientos y las nueve diputaciones provinciales de la Comunidad. EFE