EFEValladolid

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), ha reconocido este jueves que en la reunión bilateral con el Ministerio de Sanidad se ha producido una "pelea dura" por la forma en la que pretende desescalar esta Comunidad, con una mezcla de avances por provincias y zonas básicas de salud, que el departamento de Salvador Illa prefiere unificar.

En declaraciones a Efe tras la reunión, Igea ha reconocido que existían dudas sobre la movilidad de los ciudadanos que estaban en alguna de las 26 zonas básicas de salud que están en fase 1 desde el 11 de mayo y que ahora Castilla y León propone que pasen a fase 2 desde el lunes próximo, ya que convivirían en la misma provincia distintas fases con diferentes permisos de movilidad.

En la práctica, de mantenerse la postura del Ministerio, los 53.000 ciudadanos de estas zonas de salud rurales tendrían que seguir en fase 1 para unificar su situación con el resto de la provincia, ya que no está en cuestión que las nueve provincias puedan avanzar ya a ese estadio.

"Creemos que es bueno mantener nuestro sistema de premios y castigos", ha argumentado Igea, en el sentido de que las zonas en las que se hayan producido menos contagios deben ser beneficiadas por un alivio mayor.

La reunión ha culminado sin acuerdo, por lo que ambas partes se han remitido a mañana para cerrar la propuesta definitiva que determinará la forma en la que Castilla y León desescala a partir del lunes, ya que la intención del Ministerio es que esta Comunidad asuma el ámbito provincial que manejan el resto de autonomías, sin generar esa dualidad entre propuestas provinciales, pero matizadas con las zonas básicas de salud.

"Vamos a mantener esto", ha avanzado Igea sobre la posibilidad de que la próxima semana Castilla y León proponga que, por ejemplo la comarca leonesa de El Bierzo, con Ponferrada incluida, pasen a fase 2 desde el lunes siguiente, 1 de junio.

Otra de las cuestiones que ha llevado a la reunión la Junta de Castilla y León ha sido la demanda de nuevos horarios, más flexibles, para los paseos por grupos de edad, dadas las aglomeraciones que se pueden producir.

En este sentido, Igea ha dicho que hay un mayor acuerdo en esto, con la posibilidad de que en las ciudades se reserven únicamente horas para las personas mayores, pero queden liberados el resto de colectivos, niños incluidos.EFE

orv