EFEValladolid

Las medidas de flexibilización aplicadas en Europa para compensar la falta de producción agraria derivada de la invasión de Ucrania por parte de Rusia han supuesto que en Castilla y León se siembren entre 60.000 y 70.000 hectáreas, fundamentalmente con girasol, que estaban en principio reservadas para la práctica del barbecho.

Así lo ha anunciado este miércoles el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria del mismo tema, ante la que ha presentado las líneas generales de su departamento para la legislatura que acaba de arrancar y en la que ha defendido la importancia de los fondos europeos llegados a la Comunidad a través de la Política Agraria Común (PAC), aunque ha demandado flexibilidad en las líneas medioambientales.

Sobre la situación generada por la situación en Ucrania, una de las potencias mundiales en la producción de cereal, Dueñas ha indicado que "si la inestabilidad geopolítica continúa" demandará al Ministerio y a la Unión Europea "flexibilidad en las medidas limitantes de la producción" e incluso un "cambio de rumbo" para modificar los principios que "pongan en riesgo la seguridad alimentaria".

En este sentido, ha pedido que España apoye las iniciativas de Francia, Alemania e Italia para que "cuanto antes" se establezcan "medidas sencillas y claras para los productores que les permita tomar las mejores decisiones para garantizar la seguridad alimentaria".

Dueñas ha marcado un rumbo continuista respecto a la PAC y los recursos que llegan a los agricultores de Europa, en un "momento crucial" para defender que las medidas incluidas en la futura normativa europea y su aplicación en España defienda el modelo agrario de este país y "evite distorsiones territoriales en nuestro país".EFE

orv

(foto)