EFEValladolid

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido al Gobierno de España que negocie ante la UE una rebaja de las "medidas de austeridad", para que sean las administraciones públicas "las que paren el golpe", desde el punto de vista económico, de la crisis del coranavirus.

"Queremos que el Gobierno de España de la batalla ante la UE porque Europa debe ser la de las personas, libertades y solidaridad. Su apoyo es ahora más importante que nunca", ha manifestado este domingo durante un comparecencia pública vía telemática.

Durante su intervención, después asistir a una reunión por videoconferencia con el resto de mandatarios autonómicos y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha apelado al necesario "endeudamiento institucional" para proteger "a las personas, a las familias y al tejido empresarial e industrial".

Dentro de esa línea, la Junta de Castilla y León ha entregado ya a las corporaciones locales aproximadamente la mitad de los 17,6 millones que ha recibido del Gobierno de España, mientras que el resto se ha dirigido principalmente a la cobertura social y sanitaria de las personas mayores y sin hogar, ha precisado.

El Gobierno de España, además de "dar la batalla ante la UE", "debe dar liquidez a las comunidades autónomas, a los ayuntamientos y diputaciones provinciales para hacer frente a los gastos", como ha hecho Castilla y León con varias medias puestas en marcha "desde la primera semana" del Estado de Alarma, ha puesto como ejemplo.

Durante ese periodo, ha precisado, se ha aplazado el pago de 11,5 millones e impuestos a 12.000 contribuyentes y atendido más de 300 solicitudes, por un total de 20 millones, en líneas de crédito y de liquidez.

Fernández Mañueco ha pedido a Pedro Sánchez el aplazamiento del pago de impuestos propios del Gobierno de España, además de un "apoyo especial" a los autónomos mediante la eliminación de las cuotas a la Seguridad Social, el apoyo a la liquidez de las empresas con una mayor cobertura de avales y una decidida protección social a las personas y familias más vulnerables.

"Hay que seguir todos unidos, trabajando codo con codo y ser leales pero también exigentes porque es algo imprescindible para combatir el coronavirus, un enemigo invisible", ha reflexionado antes de resaltar la necesidad de "restringir al máximo los movimientos".

En aquellos lugares "donde hemos tomado la decisión de ser estrictos en el movimiento de personas, está dando resultados como en Burgos y Miranda de Ebro", ha agregado el presidente, convencido de que las medidas de hoy "van a tener resultados positivos en el futuro".

"Es fundamental reforzar el confinamiento porque va a salvar muchas vidas en nuestra comunidad autónoma y en nuestro país", ha resumido en este punto.

Respecto al anuncio de Sánchez de limitar al máximo la circulación de personas no esenciales para la resolución directa de esta crisis, Fernández Mañueco ha compartido "en gran parte" esta resolución a pesar del "relevante y negativo" impacto económico que va a comportar el cese de la actividad, por lo que ha pedido que se tengan en cuanta las "peculiaridades industriales" a la hora de restringir.

Ha insistido, por otra parte, en el cierre de los lugares de culto, en el aumento de los controles de carretera y en la exigencia de material para el suministro eficaz de mascarillas, test para separar pacientes y respiradores.

En este punto ha destacado el "abastecimiento interior" en Castilla y León con el apoyo empresarial para la fabricación de gel hidroalcohólico, de batas y mascarillas, así como para el suministro de pantallas de protección facial: "cada uno aporta lo que puede y tiene a su alcance", ha declarado.

"Hemos contactado con más de 300 empresas para adaptar su producción a este ámbito estratégico", ha resumido no sin agradecer también la colaboración de la cadena alimentaria (agricultores, ganaderos, distribuidores, transportistas y repartidores), además del sector logístico y de abastecimiento farmacéutico.

El Gobierno de Castilla y León "está trabajando al cien por cien, sin descanso, para afrontar esta situación excepcional con el apoyo de todos porque si no es imposible", ha recordado.

Tras lanzar un mensaje de solidaridad a la Comunidad de Madrid, protagonista del "golpe más fuerte" del coronavirus, Fernández Mañueco ha lanzado otro de "certidumbre y confianza" en los profesionales y en el sistema, con una especial dedicatoria a los sanitarios de Castilla y León, la comunidad "menos concertada con la sanidad privada". EFE