EFESalamanca

El secretario general de CCOO en Castilla y León, Vicente Andrés, ha mostrado este miércoles su "inquietud" por el desarrollo del diálogo social con la entrada del nuevo gobierno autonómico, presidido por el PP de Alfonso Fernández Mañueco con el apoyo de Ciudadanos.

Para Vicente Andrés, el problema está en que Francisco Igea, nuevo vicepresidente de la Junta de Castilla y León "no habló ayer nada, en el acto de investidura, sobre el diálogo social ni aparece reflejado en el acuerdo de 100 medidas propugnado por el PP y Ciudadanos", ha manifestado en rueda de prensa en Salamanca, donde CCOO ha celebrado su comisión ejecutiva autonómica.

Después de alabar el modelo de relaciones del Gobierno de Castilla y León con los sindicatos y la patronal promovido por el expresidente Juan Vicente Herrera, el líder de CCOO en Castilla y León ha reclamado que Mañueco e Igea "pongan" al frente del diálogo social a "una persona que lo consolide" y que "concite el consenso entre la patronal y los sindicatos", además de que "lo entienda bien, lo mantenga y lo relance".

"Ciudadanos no recogía nada del diálogo social en su programa electoral para Castilla y León. Tampoco se hace referencia a ello en el programa de 100 medidas aprobado con el PP. Ni Igea hizo referencia en su discurso de la investidura de Mañueco. Por ello, no tenemos más que inquietud y una cierta desazón", ha agregado.

Vicente Andrés también ha presentado los retos de futuro que, en opinión de CCOO, tiene esta Comunidad Autónoma, aunque ha partido de la premisa de que "con una bajada de impuestos, como ha propuesto Fernández Mañueco, no se lograrán políticas públicas de calidad".

Es algo que este sindicato "no comparte" e, incluso, ha hablado de "contradicciones" porque "no se pueden bajar los impuestos a las empresas y a los más ricos" porque es algo que "afectará a todos los ciudadanos" ya que "sin recursos públicos se verán afectados servicios públicos como la sanidad, la educación o la dependencia".

Para Vicente Andrés, los retos de futuro de Castilla y León que el nuevo Gobierno debe afrontar "con solvencia" parten por eliminar "los desequilibrios territoriales del Oeste respecto al Este de la Comunidad" para lo que ha propuesto una apuesta industrializadora para las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora y León.

También ha hecho referencia a eliminar "la precariedad laboral que se produce entre los jóvenes de Castilla y León" y ha insistido en pedir una "agencia de desarrollo económico rural que permita relanzar el mundo rural y sus recursos naturales".

Otro de los aspectos en los que ha pedido incidir al nuevo Gobierno autonómico es en un "impulso público para fomentar el incremento tecnológico de las empresas de Castilla y León", además de "modificar la cultura empresarial de los dirigentes de la mayoría de las empresas".EFE