EFEMadrid/Valladolid

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy, miércoles, cielo nuboso o cubierto con precipitaciones, en general débiles, sobre todo en el norte y este de Castilla y León, y más dispersas en el resto, tendiendo a remitir al final.

Cota de nieve de 1.200 o 1.400 metros, subiendo a 1.800 o 2.000. Temperaturas en ascenso, notable en las mínimas. Heladas débiles dispersas en zonas de montaña. Vientos del suroeste, con rachas fuertes.

En general, en España, la Aemet espera un aumento generalizado de las temperaturas en Península y Baleares, que será localmente notable de las mínimas en el norte, centro y Mallorca, y precipitaciones localmente persistentes en las Rías Bajas.

En Galicia, Cordillera Cantábrica, Cantábrico oriental, norte de Navarra y Pirineos se esperan cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones, que se esperan sean localmente persistentes en las Rías Bajas.

Las lluvias afectarán también al resto de la mitad norte peninsular de manera más débil y dispersa, siendo más probables en el entorno del alto Ebro y en zonas de montaña, y tendiendo a remitir en el litoral cantábrico occidental.

En Baleares habrá intervalos nubosos sin que se descarte alguna precipitación ocasional a primeras horas en el noreste. En la mitad sur y en Canarias se espera predominio de tiempo estable, con algún intervalo nuboso.

La cota de nieve se situará entre los 600/800 m. en Pirineos, y en torno a 1.200/1.600 m. en el resto de la mitad norte que ascenderá durante el día hasta los 1.800/2.000 m.

Las temperaturas estarán en aumento generalizado en la Península y Baleares, localmente notable de las mínimas en el norte, centro y Mallorca. En Canarias, pocos cambios o en ascenso.

Las heladas se restringirán a zonas altas de Pirineos y, puntualmente, zonas de montaña de la mitad norte y sierras del sureste.

Habrá predominio de vientos de componente oeste en la Península y Baleares, de suroeste y sur en el Cantábrico, fuertes o con intervalos de fuerte en Galicia y oeste de Asturias. Alisios en Canarias. EFE