EFEValladolid

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha defendido hoy la necesidad de garantizar para el pueblo venezolano el respeto a los Derechos Humanos y la ayuda humanitaria que requiere, a la vez que ha expresado la solidaridad con quienes sufren en aquel país.

"En Castilla y León residen 1.124 venezolanos y desde este Parlamento deseamos expresar la solidaridad de los castellanoleones con el pueblo venezolano, que está sufriendo las consecuencias" del conflicto, ha manifestado la presidenta del Parlamento autonómico.

"Reiteramos la urgencia de garantizar para todos ellos el necesario respeto a los Derechos Humanos y la ayuda humanitaria que precisan", ha reclamado Clemente, tras reconocer la preocupación con que se sigue la situación en Venezuela, que "ha empujado a más de 1,5 millones" de personas a "emigrar huyendo del terror, la inseguridad y la pobreza".

Entre 1959 y 1999 Venezuela era una "democracia ejemplar y un país muy próspero" al que acudían migrantes de todo el mundo a buscar trabajo, pero bajo los regímenes de Chávez y Maduro se ha convertido en "una dictadura que ha llevado al país a un progresivo empobrecimiento económico", ha lamentado.

La presidenta de las Cortes autonómicas he hecho estas manifestaciones durante el discurso que ha pronunciado con motivo del encuentro "Tierra de Acogida", con la asistencia de más de quinientos migrantes de las nueve provincias de la Comunidad.

Ha considerado que Castilla y León no puede estar al margen de la "crueldad, del drama humanitario y la opresión que sufre el pueblo de Venezuela" en la actualidad, una tierra que en diferentes periodos de la historia ha sido "tierra de acogida" para miles de migrantes de la Comunidad que llegaron allí buscando una vida mejor.

Ha definido la migración como "una lucha por la dignidad", ya que permite que las personas elijan salvarse "a sí mismas" y luchar por una vida mejor y ha abogado por tratar a los migrantes con "dignidad y respeto" como punto de partida para abordar las circunstancias vinculadas con esta situación.

Clemente ha detallado que en Castilla y León viven y trabajan 128.633 migrantes de 120 nacionalidades, lo que supone el 5,26 por ciento de la población total de la Comunidad y el 2,79 por ciento de los extranjeros que residen en España.

Se ha dirigido a los asistentes al acto desarrollado este sábado en las Cortes autonómicas y les ha dicho que han tenido que afrontar "incertidumbres y superar dificultades", reflejadas en el manifiesto "Castilla y León, Tierra de Acogida 2019", con testimonios de distintas personas sobre sus respectivas circunstancias.

Ha considerado la integración como una responsabilidad y obligación de todos y ha citado en este sentido la Ley de Integración de los Inmigrantes en la Sociedad de Castilla y León aprobada en mayo de 2013.

También ha demandado a la Unión Europea más protagonismo y participación de las distintas regiones en la aplicación de la Agenda Europea de Migración y ha mencionado las regiones y los entes locales como los que gestionan de forma directa la acogida.

"Resulta necesario que los estados miembros desarrollen sistemas internos que permitan repartir el desafío de acoger a los migrantes en sus territorios", ha reivindicado.

La presidenta de las Cortes ha descrito la migración como "un poderoso motor del crecimiento económico", que hace posible que millones de personas busquen nuevas oportunidades, ante lo que ha destacado la importancia de mejorar el conocimiento de la realidad migratoria y potenciar los valores positivos que aporta.

"Castilla y León es una tierra de acogida dispuesta a incorporar todo el potencial que los inmigrantes representáis, por que constituye un aporte esencial al crecimiento y al desarrollo económico y social de la Comunidad", ha resumido Clemente al dirigirse a las personas migrantes presentes en el acto.

Durante su intervención, ha explicado que el Estatuto de Autonomía de la Comunidad ha contribuido "notablemente" a tomar conciencia del hecho migratorio que ha asegurado que constitiye "una expresión valiente de la determinación del ser humano a la hora de superar la adversidad y luchar por una vida mejor". EFE

erbq

(foto)