EFEValladolid

Los sindicatos UGT y CCOO se ha concentrado este miércoles ante las patronales de las 9 provincias de Castilla y León para pedir por "justicia" la subida de los salarios de los trabajadores y empujar la demanda interna ante la deriva inflacionista, con la vista puesta en una gran concentración en otoño en una Comunidad en la que hay cien convenios colectivos pendientes de negociación con 200.000 trabajadores con los sueldos congelados.

En una movilización conjunta y simultánea casi en toda España, los líderes de CCOO en la Comunidad, Vicente Andrés, y de UGT, Faustino Temprano, han encabezado la concentración ante la sede de la patronal en Valladolid, donde han reclamado una subida de los salarios o que si no se logra el gobierno lo propicie vía subida del Salario Mínimo Interprofesional.

Es la primera movilizacion en la calle hasta otoño, donde habrá, en setiembre u octubre, otra gran movilización por la negociacion colectiva, los sindicalistas han reclamado esa subida salarial por justicia con los trabajadores para que pueden mantener el nivel de vida, tras el esfuerzo de congelación e incluso rebaja salarial realizado por la covid.

Andrés ha incidido, en declaraciones a los periodistas en Valladolid, donde unos 150 sindicalistas, según datos de la Policía Nacional, han secundado la concentración, en que además de beneficiar a los trabajadores la subida salarial, posible ya que las empresas siguen en crecimiento y con beneficios, tira de la economía del país a través de un mayor consumo.

"Pedimos a los empresarios que vuelvan a la mesa de negociación" en un momento en el que la inflación subyacente está en el cinco por ciento, y en el 10 por ciento en el último mes, ha planteado Temprano, quien ha advertido a los empresarios aumentará la conflictividad.

El líder de UGT ha recordado además que si los empresarios no quieren subir los salarios lo puede hacer el Gobierno vía aumento del Salario Mínimo Interprofesional, ahora en mil euros, y que "ha quedado desfasado por la inflación".

No sólo se trata de negociar subidas salariales en 2022, sino en los dos años siguientes, ya que, según Temprano, les preocupa contar con esas clausulas de revisión salarial ante la "recesión que puede entrar los próximos años".EFE