EFEValladolid

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Isabel Blanco, ha asegurado este martes que el Gobierno autonómico no tiene constancia de que en ninguna residencia de la comunidad se esté conviviendo con usuarios fallecidos y ha instado a la ministra de Defensa a que clarifique sus declaraciones.

En rueda de prensa, Blanco ha recordado que en Castilla y León existen 810 residencias de distinto tipo con 53.000 plazas y la Junta no tiene constancia de que exista ninguna de las situaciones que apuntó la ministra de Defensa, Margarita Robles, sobre que la UME se estaba encontrando en algunas residencias usuarios conviviendo con cadáveres.