EFEValladolid

A partir de mañana, 21 de julio, 570 actividades económicas de Castilla y León, todas menos 20, y 386 más que las incluidas ahora, podrán optar a las ayudas directas para pymes y autónomos para apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento, con un plazo que además se amplía otro mes, hasta el 20 de agosto.

El Boletín Oficial de la Comunidad, el Bocyl, recoge este martes la orden aque articula esa extensión de las ayudas directas con cargo a los 232,5 millones que le corresponden a la Comunidad, de los 7.000 repartidos por el gobierno.

Desde que en mayo se convocaron esas ayudas, la Junta ha tramitado 8.200 expedientes, remitidos a la Agencia Tributaria para que certifique que los autónomos y pymes cumplen con los requisitos, con una media solicitada por las empresas de 20.600 euros.

Ello supone unos 168,9 millones, sin que esta ampliación de actividades, el triple de las iniciales, vaya a suponer que se tripliquen las peticiones, ya que los sectores más afectados y que mejor cumplían los requisitos son los afectados por la primera convocatoria, ha explicado el consejero.

La orden que hoy publica el boletín de la Comunidad, justo del día que cumple el anterior plazo para acceder a esas ayudas, establece las actividades que se excluyen de ser beneficiarias de estas ayudas, que solo suman 20 sectores económicos: actividades financieras y de seguros; actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico; así como actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales.EFE

mr