EFELeón

La Junta de Castilla y León ha declarado dos nuevos brotes por la COVID-19 localizado en residencias de las zonas básicas de salud de Eras de Renueva, en la capital leonesa, y de Astorga I, en esa localidad de León, con más de un centenar de contagios en residentes y trabajadores, que habían recibido ya la primera dosis de la vacuna.

El que afecta al centro de la capital registra 66 positivos por coronavirus (50 residentes y 16 trabajadores), y el del centro maragato tiene 37 positivos (31 residentes y 6 trabajadores), según ha informado este martes la Junta por medio de un comunicado.

Tanto los residentes como el personal de ambos centros habían sido vacunados el 30 de diciembre, pero, recuerda la Junta, la vacuna Pfizer logra la inmunidad pasados unos siete días después de la segunda dosis.

Por tanto, el riesgo se mantiene tras el suministro de la primera dosis por lo que hay que se deben mantener las medidas de seguridad recomendadas para evitar la propagación del virus.

En este sentido, desde la Junta de Castilla y León se insiste en apelar a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, extremando las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio de la mascarilla para evitar la propagación del virus, con independencia de haber comenzado con la primera dosis de la vacuna. EFE