EFEValladolid

El servicio regional de emergencias 1-1-2 gestionó ayer un centenar de llamadas relacionadas con las tormentas que cayeron en toda Castilla y León, con una persona herida en Salamanca tras ser golpeada por una chapa metálica y dos campamentos fueron trasladados en León al volarse las tiendas de campaña.

Según han informado hoy a Efe fuentes del servicio regional de emergencias la mujer resultó herida tras ser golpeada por una chapa metálica que se desprendió a causa del viento en Santa Marta de Tormes (Salamanca).

El mayor número de llamadas estuvo relacionado con la caída de objetos en las carreteras, caída de postes de luz, contenedores movidos por el temporal y derrumbe de señalización.

La provincia que más llamadas realizó al 1-1-2 fue León, con medio centenar y tres cortes de luz en las poblaciones de San Adrián del Valle, Toral de los Guzmanes y Castrillino.

En León, además, dos campamentos infantiles requirieron al 1-1-2 un alojamiento porque las fuertes rachas de viento y la tormenta volaron las tiendas de campaña, quedando a la intemperie.

Del resto de las llamadas, 25 procedieron de la provincia de Zamora, y el resto se repartieron fundamentalmente entre Valladolid, Palencia y Salamanca.EFE