EFESoria

El alcalde de Soria, Carlos Martínez, ha reconocido este martes que le preocupa la posibilidad de tener que confinar de nuevo a los vecinos de la ciudad tras los últimos datos que han dejado 65 nuevos casos positivos en la ciudad y una tasa de incidencia en la zona norte de la ciudad de 16,8 por cada diez mil habitantes y en la zona Sur de 12,9

"Todos sabemos donde están los puntos débiles y los fuertes para combatir la pandemia. Y un punto fuerte fundamental está en el seguimiento de las instrucciones sanitarias y la relajación cero", ha recalcado Martínez, a preguntas de los periodistas.

El alcalde de Soria también ha pedido "tolerancia cero" con los que han dado positivo y se han saltado el confinamiento, "porque tienen una mayor responsabilidad en la propagación de la pandemia".

Además ha asegurado que el Ayuntamiento de Soria no ha bajado el nivel de preocupación con la evolución de la pandemia, desde que se decretó el estado de alarma, a mediados de marzo, y desde entonces han trasladado de forma permanente a la ciudadanía el mensaje de responsabilidad individual.

Martínez ha destacado el comportamiento respetuoso de la hostelería de la ciudad con las restricciones impuestas en el camino hacia la "nueva" normalidad y ha pedido a los ciudadanos que no se relajen.

"Tenemos que seguir apelando a la responsabilidad individual y colectiva para evitar la cadena de contagios, que seguramente es la mejor medida para atajar los rebrotes que aún así se están produciendo, con la llegada masiva de personas a la provincia", ha declarado.

Martínez ha señalado que la mayores relaciones sociales en el verano, sobre todo en la primera quincena de agosto, obliga a extremar las precauciones.

Martínez ha reconocido que la preocupación crece cuando conocen los resultados de los PCR y los rastreos que están realizando las autoridades sanitarias.

"Si bien es cierto que lógicamente con mayor número de gente, hay más positivos, no deja de ser inquietantes ante futuros posibles repuntes o rebrotes, y para evitar que se vuelva a producir un colapso sanitario", ha señalado.

Martínez ha asegurado que la franja de edad que está dando positivo en los PCR son más jóvenes, que no necesitan hospitalización.

"El confinamiento tiene que ser obligado cumplimiento. Y no hacerlo pone en riesgo la salud pública de todos. Nos tenemos que dar cuenta de ello", ha recalcado.

En cuanto a denuncias por incumplimiento de las medidas, Martínez ha apuntado que hay un establecimiento hostelero "reincidente", que está a la espera de sanción, y se han tramitado diez denuncias por no llevar mascarillas. EFE

1010772

jch/grg