EFEValladolid

El programa conmemorativo del Centenario de Miguel Delibes (1910-2020), declarado por el Gobierno como Acontecimiento de Excepcional Interés Público, ha iniciado este viernes su andadura sin una sede fija para albergar el legado del novelista y académico, largamente demandada por la familia.

La presidenta de la Fundación Miguel Delibes e hija del escritor, Elisa Delibes, ha expresado en nombre de la familia el sentimiento "verdaderamente honrado y abrumador" por la suma de esfuerzos institucionales, públicos y privados, "que se ha volcado unánimemente y de forma voluntaria en esta conmemoración".

Pero al mismo tiempo, especialmente en su condición de hija, Elisa Delibes ha recordado de forma sutil que, casi después de una década de la muerte del narrador, aún no existe una sede permanente para albergar el legado personal y profesional de su padre, tasado en 4,8 millones de euros.

Al final de esta conmemoración "nos sentiríamos verdaderamente tranquilos si descansara en Valladolid dentro de una sede definitiva para compartirlo con los lectores, profesores, amigos y admiradores e interesados", ha manifestado durante la presentación oficial del programa del centenario del nacimiento de Miguel Delibes, un multitudinario acto celebrado en el Ayuntamiento.

"Mi padre estaría muy satisfecho de ver aquí y ahora juntas a todas las fuerzas políticas que rigen su ciudad y comunidad autónoma con independencia del color político al que representa", ha agregado en una velada alusión a la unidad de esfuerzos.

Los colegios "nos llaman constantemente para ver los manuscritos, los libros, sus cuadros y objetos personales, pero nuestra casa es muy pequeña y no se puede", ha explicado Elisa Delibes a Efe al término del acto, quien ha recordado que el legado ha sido tasado en 4,8 millones y que el deseo de la familia es que se conserve en Valladolid y no en cualquier otra ciudad o país.

El alcalde de Valladolid, después de elogiar la "figura poliédrica" y "plenamente vigente" del escritor homenajeado, se ha hecho eco de la petición de la hija y formulado un llamamiento a todas las instituciones (Gobierno de España, Junta de Castilla y León, Ayuntamiento y Diputación Provincial) para encontrar una solución.

"Deseo que esa casa-museo (que se uniría en la ciudad a las ya existentes y dedicadas a Miguel de Cervantes y José Zorrilla) sea una realidad cuanto antes. Desde el Ayuntamiento de Valladolid estamos trabajando intensamente para que este año (de la conmemoración) se haga realidad una necesidad tan evidente para recordar a la figura de Miguel Delibes", ha apuntado.

En la misma línea, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha adherido a esa iniciativa "porque si hay una persona que merece que todos nos pongamos de acuerdo y unir nuestros esfuerzos, ese es Miguel Delibes: nadie puede rechazar esta petición y yo recojo el guante".

"Es una figura esencial en el conocimiento e identidad de Castilla y León", un "maestro de narradores inigualable" que retrató a Castilla "sin falsas complacencias, lejos de una visión mítica y desprovista de tópicos", ha evocado Fernández Mañueco.

Para el alcalde de Valladolid, la razón de la "plena vigencia" de Delibes radica en que "las grandes cuestiones que le preocupaban siguen sobre el tapete", de forma especial la situación de la Castilla rural y sus gentes que ha vinculado con la "España vaciada", pero también el deterioro del planeta que ha ligado al fenómeno del cambio climático.

Miguel Delibes, ha precisado por su parte la delegada del Gobierno, Mercedes Martín, "es un escritor patrimonio de todos" dotado de una "grandeza moral y valores vitales", fue "un hombre de fidelidades", y en su obra abordó "los problemas de su entorno manteniendo una coherencia entre su obra y sus ideas".

Una magna exposición sobre la vida y obra del novelista, coordinada por el escritor Jesús Marchamalo, abrirá en la Biblioteca Nacional (Madrid, del 19 de marzo al 21 de junio de 2020) un programa conmemorativo repleto de muestras, conciertos, películas, publicaciones especializadas y reediciones de libros.

Hasta el 31 de junio de 2021 se extenderá un programa elaborado por una comisión de la que forman parte la Junta de Castilla y León, Diputación, Ayuntamiento de Valladolid y el Gobierno de España a través de los ministerios de Hacienda y de Cultura y Deporte, así como de la Biblioteca Nacional, Instituto Cervantes, Agencia Española de Cooperación Internacional, y Acción Cultural Española. EFE