EFEValladolid

El presidente del Consejo de Cuentas de Castilla y León, Mario Amilivia, ha afirmado que resulta “inaplazable” implementar reformas normativas que mejoren el funcionamiento y la independencia de esta Institución propia.

Amilivia ha hecho estas declaraciones en la inauguración de la jornada por el XX aniversario del Consejo de Cuentas que se ha celebrado este jueves en las Cortes de Castilla y León y a la que también ha participado el vicepresidente de la Cámara, Francisco Vázquez (PP).

“Estamos reivindicando desde el inicio del mandato reforzar la independencia del Consejo, garantizando su autonomía funcional, aprobando de manera independiente nuestro propio Plan Anual de Fiscalizaciones”, ha asegurado.

El presidente del Consejo, que ha hecho estas declaraciones ante el resto de presidentes de las Instituciones propias de la Comunidad – Procurador del Común, Consejo Económico y Social y Consejo Consultivo – y un nutrido grupo de exconsejeros, también ha trasladado su deseo de impulsar “estímulos a la rendición de cuentas” para las entidades locales y la mejora de las condiciones laborales del personal de esta institución.

Del mismo modo, se ha mostrado a favor de ampliar las competencias en materia de evaluación de las políticas públicas en consonancia con las recomendaciones de la AIRef, en un informe elaborado por encargo de la Junta de Castilla y León.

“Para seguir prestando el mejor servicio posible, acorde a la exigencia que demanda la sociedad, requiere a nuestro juicio de una reforma de la actual normativa”, ha aseverado.

240 INFORMES Y MÁS DE 15.000 RECOMENDACIONES

El Consejo de Cuentas ha elaborado en las últimas dos décadas 240 informes de fiscalización con más de 2.200 recomendaciones y un volumen de más de 15.000 millones de euros para cerca de 5.000 entidades locales y el sector público de la Comunidad.

“Vemos con satisfacción que las recomendaciones de los informes, que van camino a los 290, están siendo aceptadas en el 80% de los casos, es decir, que estamos contribuyendo de una manera decisiva a la mejora de la gestión de las administraciones”, ha asegurado.

El presidente de Consejo también ha recordado los cambios legislativos desde la aprobación de la Ley Reguladora en 2002, como la disminución de consejeros de cinco a tres en 2011 y la “profunda” reforma de 2013, que llevó a la creación de Secretaría de Apoyo Conjunta para las cuatros instituciones propias de las Cortes.

Esta última supuso una reducción del mandato de los consejeros y sobre todo un importante “ajuste presupuestario”, por el que “en términos reales” el presupuesto de 2012 era cercano a los 6 millones de euros frente a los más de 4,7 millones de euros del último ejercicio.

“Ha habido un ajuste presupuestario importante, ha habido nuevas competencias y creo que esta jornada puede servir para recuperar todo esto y escuchar voces importantes que pueden atisbar, de cara al futuro, que en cualquier género de la vida siempre es incierto”.

En este encuentro también participan el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y la presidenta del Tribunal de Cuentas de España, Enriqueta Chicano, que clausura la jornada. EFE