EFEValladolid

Miles de personas han teñido de morado un año más las calles de las ciudades y municipios de Castilla y León, donde esta mañana ya se han producido multitudinarias y reivindicativas manifestaciones con motivo del Día Internacional de la Mujer, bajo el lema "Feminismo, fuerza imparable".

A la espera de que esta tarde se complete el mapa de manifestaciones, ya que en varias ciudades están convocadas marchas a las siete, la manifestación de Valladolid ha servido para denunciar la violencia que sufren las mujeres "en todos los ámbitos" y recordar "el contador de la vergüenza" de las asesinadas por violencia machista.

Esta situación hace necesaria una "verdadera" voluntad de cambio de instituciones y sociedad, según una de las representantes de Asamblea Feminista 8-M, Yolanda Martín.

Un ejemplo de la dimensión de la manifestación ha sido que en su paso por la calle Miguel Íscar, cuando la cabecera había llegado ya a Plaza España, las últimas personas aún recorrían plaza Zorrilla.

Las proclamas cantadas a ritmo de batucada y de dulzainas han abordado reivindicaciones de todo tipo: "Sola borracha quiero llegar a casa", "Vamos a dejar las tareas del hogar", "La triple jornada me tiene explotada" o "Nuestros cuerpos no son mercancías".

Además se han visto pancartas con mensajes similares y otras más ligadas a la actualidad que denuncian el alarmismo ante el coronavirus y no ante el "patriarcavirus" a pesar de que el contador de víctimas es mayor en el caso de la violencia de machista.

Las reivindicaciones lanzadas en el manifiesto conjunto han denunciado la "dedicación gratuita" de dos horas diarias a los cuidados familiares, las "peores" condiciones laborales al cobrar de media anual 5.611 euros menos que los hombres en Castilla y León y la existencia de los techos de cristal.

Han citado que el 79 por ciento de los contratos temporales en la Comunidad son de mujeres, han reclamado que se incorpore la Educación sexual al sistema educativo y han rechazado la "presión estética" a la que son sometidas.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha mencionado como cuestiones con las que hay que acabar la brecha salarial, la violencia de género, la discriminación de la mujer en el acceso a determinados puestos de trabajo y la falta de corresponsabilidad de los hombres en el hogar.

Por parte de los sindicatos, la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, ha reclamado que se avance en la igualdad retributiva y la autonomía económica de las mujeres, y el secretario general de UGT-CyL, Faustino Tembrano, ha deseado la "gran oportunidad con un gobierno progresista" de cumplir las demandas.

SALAMANCA

Unas 8.000 personas han recorrido varias céntricas calles de Salamanca, por lo que ni el miedo al contagio del coronavirus ni la final de la Copa de la Reina que acoge la ciudad esta jornada han impedido la reunión de un buen número de manifestantes.

Con numerosas pancartas y proclamas, el manifiesto leído en la Plaza Mayor de la ciudad ha remarcado que el movimiento feminista y la lucha por la igualdad lleva a ete 8M "con más retos que nunca" por lo que consideran como una "contraofensiva machista", tanto en el ámbito político como social.

ÁVILA

En Ávila, unas 800 personas han participado en la manifestación convocada por la Plataforma Feminista bajo el lema "Unidad y fuertes, feministas siempre", que ha discurrido por las calles más céntricas de la capital.

Con gritos como "¡que viva la lucha de las mujeres!", "¡estamos hasta el culo, de tanto machirulo!" o "¡no quiero tu piropo, quiero tu respeto!", la manifestación ha hecho una parada frente al jardín de El Recreo, donde los participantes han guardado un minuto de silencio en memoria de las 14 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año.

SORIA

Un millar de personas se ha manifestado al mediodía de este domingo en Soria para reclamar igualdad real entre mujeres y hombres y denunciar el machismo que sigue afectando a las mujeres en la sociedad.

La manifestación ha partido a la una del mediodía desde la plaza Mayor para dirigirse, a ritmo de batukada, hasta las puertas de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, en un recorrido donde se han coreado gritos contra la sociedad patriarcal.

PALENCIA

Mas de 1.000 mujeres, según la Policía local, han teñido de morado las calles de Palencia este domingo. En un ambiente festivo y a ritmo de batukada han gritado por "una lucha feminista, ecologista y antifasista".

Con carteles en los que se leía "el machismo mata más que el coronavirus", "ser mujer no debería ser factor de riesgo" o "somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar", han llegado hasta el Parque de El Salón donde se ha leído el manifiesto elaborado por la Plataforma en Defensa de los Derechos de las Mujeres.

Además a las once y media actores de la asociación cultural A ninguna parte han puesto voz al manifiesto que se ha consensuado en el Consejo Municipal de la Mujer y que se ha leído en la Plaza Mayor de Palencia.

EFE

1011920

ags-crr-orv

(foto)