EFEValladolid

La Agencia Estatal de Meteorología ha confirmado este viernes que el pasado julio fue el más caluroso de la serie histórica registrada en su documentación referida a Castilla y León, con una anomalía en las temperaturas máximas de más de 4,1 grados centígrados.

A través de un mensaje publicado en su perfil de Twitter, la AEMet ha concluido que julio ha sido un mes "extremadamente cálido", aunque exceptúa de esta situación al tercio Noreste de la Comunidad.

Las conocidas como anomalías térmicas, que se refieren a la variación registrada respecto a la media de temperatura planteada por los modelos meteorológicos para un periodo de tiempo concreto, han registrado diferenciales tanto en las temperaturas máximas, las medias y las mínimas.

En concreto, además de ese diferencial de 4,1 grados centígrados en el caso de las máximas, en las temperaturas medias ha sido 3,1 grados por encima de la media y las mínimas dos grados por encima, lo que implica que se dificulta durante más días el descanso nocturno, al bajar menos las temperaturas.

Sobre las próximas jornadas, la AEMet prevé que las temperaturas serán especialmente elevadas en las provincias de Zamora, Valladolid, y el sur de Salamanca, Ávila y Segovia, mientras que en la provincia de Soria el calor será mayor en su zona norte.

Por todo ello, la agencia ha planteado una alerta amarilla por estas altas temperaturas, que pueden oscilar en máximas de entre 34 y 38 grados, con la posibilidad de que en algunas zonas se desarrolle nubosidad que derive en tormentas.EFE

orv