EFESalamanca

El presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, declarará mañana en calidad de investigado, a partir de las 17.00 horas, ante el Juzgado de Instrucción número dos de Salamanca por supuesta financiación ilegal en las primarias de 2017 en las que fue elegido Alfonso Fernández Mañueco como candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León.

La declaración se produce después de que a finales de noviembre el juez instructor emitiera un auto en el que ve indicios racionales de la presunta comisión de este delito a través de las donaciones anónimas que sirvieron para pagar cuotas atrasadas de afiliados del PP, de forma que pudieran participar en las primarias que a la postre acabó ganando el actual presidente del partido y de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

Este juzgado mantiene abierta una investigación sobre supuesta financiación ilegal en el marco de las primarias de 2017, en el que están en calidad de investigados el propio Javier Iglesias, la gerente del partido, Isabel Sánchez, y el propio partido, como persona jurídica, ya que el juez ve indicios racionales de la presunta comisión de este delito.

Aunque en un principio también estaba citada a declarar la gerente del partido, Isabel Sánchez, se pospuso esta comparecencia por cuestiones médicas, por lo que declarará el próximo día 3 de marzo.

Con la declaración de Iglesias se busca, según han señalado a Efe fuentes judiciales, su grado de participación en la supuesta financiación del partido además de conocer si fue el presidente del partido en Salamanca quien ordenó recaudar las cuotas no abonadas de los afiliados del PP salmantino, para poder participar en las primarias que auparon a Alfonso Fernández Mañueco a ser el candidato a la Junta de Castilla y León.

Pese a esta declaración, la Audiencia de Salamanca todavía tiene pendiente resolver un primer recurso que presentó la acusación particular Foro de Izquierdas-Los Verdes ante la inadmisión de algunas de las pruebas que solicitaban por parte del juez.

Además, en las diligencias de este procedimiento se ha incorporado un escrito anónimo que trata de involucrar al propio presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, por lo que Javier Iglesias ha pedido, a través de un recurso, que no se incorpore a la causa y el juez instructor ha dado dos días a las partes para que se pronuncien.

Tanto el partido a nivel provincial, como su presidente y la gerente, han pedido al juzgado de instrucción que suspenda su declaración de este lunes mientras la Audiencia resuelve otros recursos en este mismo sentido, pero el juez lo ha rechazado.

Las elecciones primarias del PP de Castilla y León en 2017 se celebraron para elegir al sucesor de Juan Vicente Herrera al frente del partido y auparon al cargo al actual presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ganó al otro aspirante, el entonces alcalde de León y hoy senador del PP por León, Antonio Silván.

A mediados de junio de 2019, durante las negociaciones entre el PP y Cs para conformar el Gobierno en Castilla y León, el Juzgado de Instrucción 2 de Salamanca abrió diligencias previas tras la presentación de una denuncia anónima que se refería a la petición de dinero, entre 300 y 500 euros, a cargos y asesores del PP para pagar cuotas atrasadas de afiliados que necesitaban regularizar estos pagos para participar en las primarias del PPCyL.

El Juzgado de Instrucción número dos de Salamanca trata de averiguar si las aportaciones económicas en efectivo para pagar las cuotas de afiliados son consideradas como financiación irregular, ateniéndose a la Ley sobre financiación de los partidos cuyo artículo 5.1.a recoge que "los partidos políticos no podrán aceptar o recibir directa o indirectamente donaciones anónimas, finalistas o revocables".

Mientras que desde la defensa se quiere incidir en que no hay financiación irregular ya que "las aportaciones económicas son concretas para poder participar en las primarias", desde la acusación se pretende demostrar que existe "una donación finalista" ya que se entregaba el dinero "para abonar las cuotas impagadas de militantes".EFE