EFEValladolid

El PSOE de Castilla y León ha confiado este lunes en que los malos resultados obtenidos por Ciudadanos en las elecciones generales, al perder sus ocho diputados en esta Comunidad, le hagan replantearse su gobierno de coalición con el PP, aunque en sus declaraciones el líder autonómico de los 'naranjas', Francisco Igea, ha apelado a la utilidad de los votos.

En una jornada marcada por la decisión de Albert Rivera de dimitir de su cargo en Ciudadanos y dejar la política, tras el descalabro electoral cosechado en el 10N, la secretaria de Organización del PSOE-CyL, Ana Sánchez, ha comparecido en una rueda de prensa para demandar a Cs una "reflexión serena, seria y responsable" que puedan concluir en la reconsideración de su apoyo al PP en Castilla y León.

"No hay prisa, Castilla y León no es una tierra de alharacas", ha apostillado Sánchez, convencida de que los electores de esta Comunidad han "castigado" al "pacto de la rapiña" que en su opinión fraguaron el PP y Cs, y que ha servido para "blanquear" tanto la corrupción como "la extrema derecha", por sus acuerdos de gobierno municipales y autonómicos con VOX.

Tras esta demanda socialista, no ha habido contestación de Ciudadanos, pero su líder en Castilla y León, Francisco Igea, antes de que se produjera, ya había dejado entrever que su visión está más en la contribución al interés general del país´, con apelaciones a la utilidad de la política, que a la situación interna de su partido.

Ha sido antes de participar en la reunión de la dirección nacional de su partido, en la sede de Cs, cuando Igea ha reconocido que el principal error ha sido no haber sido "útil", en referencia a su planteamiento para desbloquear la situación en España con un levantamiento del veto sobre el PSOE a nivel nacional y el ofrecimiento de un acuerdo.

Igea ha defendido que Cs nació para "ensanchar el centro y que no se dependiera de los nacionalistas" y eso no lo han percibido los votantes, que ven a Cs "como parte de un bando".

Sí ha reconocido que los dirigentes 'naranjas', también él, tendrán que revisar los errores de estrategia y de comunicación que hayan podido cometer, para tratar de retomar ese objetivo de hacer crecer el espacio de centro.

"Si no somos capaces de servir a nuestro país no me importa nada lo que pase a este partido", ha subrayado Igea a la entrada de la Ejecutiva extraordinaria para analizar el desastre electoral de ayer.

Sobre la retirada de Rivera, en la Comunidad se han sucedido algunas reacciones, la más ácida de todas ellas la protagonizada por el alcalde de Valladolid y portavoz federal del PSOE, Óscar Puente, quien ha sostenido que "se va el mayor irresponsable de este país", un "ególatra patológico que ya ha pasado a la historia por su torpeza".

"A los que le veían en la Moncloa hace poco más de un año, que Santa Lucía os conserve la vista. Seguid pontificando", ha resumido Puente.

En sentido contrario, Igea se ha limitado a darle "gracias por tanto", a través de un mensaje en la red social Twitter, que ha ilustrado con una fotografía del pasado jueves, cuando ambos compartieron unos momentos en el municipio vallisoletano de Herrera de Duero, hasta donde Rivera llegó desde Madrid a bordo de una moto y acompañado de otros cargos de Ciudadanos.

También ha utilizado Twitter para referirse al adiós de Rivera el presidente de la Junta y del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha considerado que "deja la política un defensor de España", de la Constitución y de la "concordia entre españoles".

Por su parte, el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes (Cs), ha escrito en la misma red social: "Sin ti, sin tu valentía, sin tu sacrificio, sin tu inteligencia, la España que hoy dejas a nuestros hijos sería infinitamente peor. Que la vida te resarza de todo lo que tú has dado a los españoles".

Mañana será el turno para el ámbito parlamentario, ya que arranca un Pleno en las Cortes que deparará seguro cruces de pareceres como consecuencia del resultado electoral.EFE