EFEValladolid

El rey Felipe VI se ha puesto esta mañana al volante del primer prototipo de híbrido enchufable del grupo Renault, un turismo del nuevo modelo Captur, que es además el primero de esas características que se hará en España, en concreto en la planta de Valladolid.

Acompañado del presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, como copiloto, el rey ha destacado el gran cambio que ha detectado en el nuevo Captur, con un avance en la calidad interior del prototipo de híbrido enchufable y la propulsión que le da el modo eléctrico, según ha detallado a los periodistas el director de Comunicación de Renault Ibérica, Jesús Presa.

De los Mozos ha explicado al rey las innovaciones del nuevo Captur, que inciden especialmente en la calidad de vida a bordo, y el monarca se ha detenido unos minutos con los trabajadores y se ha interesado por la calidad y la seguridad y la fabricación ergonómica en la planta.

El rey, según Presa, ha saludado el Captur y su sucesor, tanto el nuevo modelo como el híbrido enchufable, como un producto de éxito para España, ya que exporta entre el 82 y 83 por ciento a 70 países de los cinco continentes.

Esto le convierte en un buen embajador de España en el exterior, ha apreciado el monarca según ha trasladado Presa, que ha incidido además en la buena acogida de los trabajadores al rey, que también se ha interesado por los turnos de trabajo.

No es la primera vez que el rey se pone al volante de un modelo de Renault fabricado en Valladolid, ya que en 2011, entonces como Príncipe de Asturias, inauguró la factoría del primer eléctrico cien por cien del grupo, el Twizy.

La relación de la Casa Real con Renault, que ha destacado y agradecido De los Mozos en su intervención, viene de lejos, ya que en 1972 el entonces Príncipe de Asturias, don Juan Carlos, inauguró la factoría Montaje II en Valladolid; en 1978 el ya rey y junto a la reina Sofía inauguró la fábrica de Palencia.

En 2013, el rey Juan Carlos inauguró la línea de montaje del Captur, y en 2016 el rey Felipe VI visitó la factoría de Valladolid.

A final de año, la planta de Valladolid, donde trabajan 4.300 personas en dos turnos y medio, sólo fabricará el nuevo modelo de Captur, que en 2020 también tendrá versión híbrida enchufable, y que crece en tamaño y aumenta en el equipamiento con el que sale de fábrica.

Por el momento este nuevo modelo, que mantiene la línea SUV, no supondrá más carga de trabajo, ha explicado Presa, quien ha defendido que el grupo Renault primero ha hecho eléctricos para luego pasar a híbridos, una "ventaja competitiva" que les ha permitido hacer "el mejor híbrido enchufable del mercado".

Presa ha defendido que los híbridos enchufables tienen mercado, especialmente en ciudades como Madrid o Barcelona, con los nuevos modelos de gestión medioambiental del centro de las ciudades, aunque el grupo está preparado para una producción flexible ante la demanda del mercado.

También darán el salto al híbrido enchufable en el primer semestre del 2020 los modelos Megane y Clio, ha recordado el director de Comunicación de Renault Ibérica.

En el acto el presidente de Renault España ha reafirmado el "compromiso" del grupo para continuar desarrollándose en España y desde la firma automovilística han pedido a la ministra de Industria que "entre todos" se dé "tranquilidad" a los usuarios sobre los plazos de motores de combustión, que son "a muy largo plazo", en palabras de Presa.EFE

mr

(foto)(Vídeo)