EFEValladolid

Tras un año muy fluctuante, con incrementos y descensos, Castilla y León cerró 2018 con la quinta mayor tasa de producción industrial, el 1,1 por ciento, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística.

A pesar de que en diciembre la producción industrial volvió a caer, en este caso un 9,8 por ciento en tasa anual, el cuarto peor dato autonómico, Castilla y León anotó una media de crecimiento del 1,1, sólo superada por el 6,6 de Cantabria, el 4,9 de Galicia, el 2,2 de Asturias y el 1,9 de Madrid.

En el conjunto nacional, la producción industrial registró en 2018 un crecimiento medio del 0,8 %, de forma que marca el menor incremento anual de los últimos cinco años.

Por ramas, y con el dato de la media de lo que va de año, el índice de producción industrial aumentó el 0,1 por ciento en el grupo de bienes de consumo, con una caída del 1,4 en el caso de los bienes de consumo duradero y un repunte de una décima en los no duraderos.

En cuanto a los bienes de equipo, la producción repuntó de media el 1,8 por ciento, la de los bienes intermedios el 2,7 y los de energía anotaron una caída del 2,7 por ciento.

En cuanto a la variación mensual, descendió la producción en Castilla y León en todas las ramas, en las Industrias Extractivas (-9,7%), en la Industria Manufacturera (-4,2%), y en el Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (-38,8%).EFE