EFEValladolid

El momento más tenso del debate electoral entre los candidatos de la izquierda, el dirigente de Podemos, Pablo Fernández, y el socialista Luis Tudanca se ha vivido cuando el primero ha tildado al PSOE de "veleta" por hacer con el PP un "pacto de la vergüenza" para no investigar la gestión de las cajas.

Ha ocurrido en el bloque dedicado a regeneración democrática y el candidato socialista ha reclamado al representante de Podemos que "no se equivoque de adversario" porque ha recordado que ambos han luchado contra la corrupción en los cuatro años de legislatura.

Este bloque ha estado marcado por los enfrentamientos entre los candidatos del PP, Alfonso Fernández Mañueco, y el de Ciudadanos, Francisco Igea, quienes se han intercambiado numerosos reproches, mientras que Fernández y Tudanca han coincidido en sus ataques contra la corrupción del PP.

Mañueco ha comenzado por decir que sentía "bochorno" por los casos de corrupción "de todas las fuerzas políticas" que hayan "violentado" la confianza de los ciudadanos y ha desgranado algunas medidas tomadas en materia de regeneración, pero ha añadido que es necesario un Pacto de Regeneración para discutir "sobre tránsfugas y los aforamientos" y crear una comisión de expertos.

Tras él ha intervenido Tudanca, quien ha asegurado que el PP "ha manchado el buen nombre de esta Comunidad por toda España", con referencias varios casos de corrupción investigados por la Justicia y con una alusión directa a que "todos los vicepresidentes de la Junta han estado imputados o procesados" en alguna investigación.

Tudanca ha prometido que si gobierna creará una oficina anticorrupción autonómica y que la limitación de mandatos será de ocho años para todos los miembros del gobierno, al igual que la eliminación de los aforamientos, lo que diferencia al resto de partidos del PP, que quiere mantenerlos para los miembros del Ejecutivo. "No habrá piedad", ha avisado al respecto.

Por su parte, Igea ha sostenido que la corrupción no es únicamente un problema "moral o de justicia" sino que "afecta a la economía" a través de redes clientelares que perjudican las inversiones.

Los tres candidatos del PSOE, de Podemos y de Cs han recordado a Mañueco el caso del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, cuando dijo que él era la Administración a un empresario al que ofrecía hacerse cargo de una obra.

"La única comisión de expertos que puede crear el PP es de expertos en corrupción", ha espetado el candidato de Podemos a Mañueco, a quien ha afeado que su partido haya colocado a Castilla y León "en el epicentro de la corrupción".

Otra de las propuestas de Mañueco que ha generado rechazo entre sus oponentes ha sido la de que pondrá límite a sus mandatos como presidente, a dos, dando por hecho que lo será tras el 26-M, mientras que Tudanca, Fernández e Igea han 'tranquilizado' al dirigente popular al decirle que no lo tendrá que poner en práctica porque no gobernará.

Además, Igea ha ironizado con que Mañueco se comprometa a cumplir algo que ya figura en el pacto de investidura que el PP y Cs firmaron al inicio de la anterior legislatura: "faltaría más", ha sostenido el candidato de Cs, quien ha vinculado la celebración del debate con la pérdida de la mayoría absoluta.

Tras esta argumentación se ha producido otro de los momentos tensos entre el candidato del PP y el de Ciudadanos, cuando Igea ha dicho que desde la Junta "se ha amenazado a la gente con los planes de medios", en referencia a los medios de comunicación, tras lo que Mañueco le ha preguntado si consideraba que no eran "independientes". "No hay libertad sin libertad de prensa y para ello hay que acabar con el clientelismo", ha sentenciado.

También Tudanca y Mañueco han protagonizado otro momento tenso en este bloque, cuando el popular ha preguntado al socialista qué representantes de su partido habían sido condenados por corrupción, a lo que le ha contestado: "Merino y Pérez Villar".EFE

orv-aam-lcl

(foto)