EFEBruselas

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), manifestó este jueves que no quiso "regañar a nadie" cuando el pasado sábado dijo, en un acto de partido en Zamora, que la "hipersexualización" son algunas de las causas de la baja natalidad en España.

Durante una visita a Bruselas para participar en el pleno del Comité de las Regiones, Gallardo aclaró, en declaraciones a EFE, que sus palabras sobre el sexo fueron una "reflexión íntima y personal".

"Yo me siento parte de una generación que se ha caracterizado por lo que dije en ese momento y yo no quise regañar a nadie. Yo lo que quiero es que la gente viva su vida con libertad y con la responsabilidad inherente a cualquier libertad", puntualizó.

Aunque el vicepresidente pronunció sus comentarios en unas jornadas que Vox organizaba para debatir sobre la despoblación, él mismo quiso recalcar este jueves que las declaraciones sobre el sexo no aludían a ese fenómeno, sino al del "invierno demográfico", un término que se refiere, más bien, al descenso de la natalidad.

"Yo en ese foro expresé más de una docena de causas. Eran causas como, por ejemplo, la falta de servicios públicos y de ayudas a la maternidad, la falta de políticas con perspectiva de familia, o las políticas de aborto y de eutanasia frente a las que nosotros nos oponemos", enumeró el dirigente castellano y leonés.

En este sentido, Gallardo acusó a muchos medios de comunicación de haber manipulado sus declaraciones, y achaca a este motivo el hecho de que el presidente de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco, se desmarcara de sus declaraciones.

"Muchos medios de comunicación han mutilado e incluso tergiversado lo que yo dije. Entonces, claro, si la idea que le trasladan al presidente es una idea incorrecta, pues el presidente es probable que precipitadamente haya hecho las declaraciones", aseveró el número dos del Ejecutivo regional.

En esas jornadas del pasado sábado en Zamora, García-Gallardo dijo: "al invierno demográfico le ha hecho un flaco favor esta hipersexualización de la sociedad, esta banalización del sexo, esta conversión del sexo en un acto de consumo porque se ha convertido en un fin en sí mismo".

Y añadió: "cuando se olvida que la finalidad principal del sexo es la procreación, hay personas que se liberan de las cadenas que supone la familia y el matrimonio para dedicar su existencia a satisfacer sus deseos sexuales".

Por otra parte, respecto a la norma autonómica que aspira a elevar a rango de ley la violencia intrafamiliar, Gallardo afirmó que la tramitación del texto va a producirse antes de que acabe el mes de julio, y aclaró que esta legislación nueva no eliminará la vigente ley de violencia de género de Castilla y León.

"El pacto es que se mantenga esa ley, y que se apruebe una ley que equipare todas las ayudas sociales de las personas que sufran violencia intrafamiliar, de tal modo que un huérfano de padre perciba las mismas ayudas sociales que una huérfana de madre", apuntó el dirigente regional.

Aparte de esto, Gallardo visitó Bruselas, en concreto, para participar en el lanzamiento de la Alianza de Regiones de la Automoción, que une a 20 territorios europeos, entre los cuales hay seis comunidades españolas, que albergan fábricas de coches.

Castilla y León cuenta con centros de producción de IVECO y Reanult y una planta de componentes de Nissan, y en este sentido el vicepresidente afirmó que se trata de una región que "apuesta por la innovación" y que al mismo tiempo que busca "transiciones tranquilas" hacia la sostenibilidad, dijo, "sin imponer cambios".

"Estamos abiertos a nuevas formas de movilidad, pero siempre defendiendo el derecho de los trabajadores y de las personas más humildes a tener su coche en propiedad, a poder trasladarse al centro de las ciudades y, en definitiva, a que no haya un retroceso desde esa perspectiva", sentenció Gallardo. EFE

bfm/cat/grg

(vídeo)