EFEBruselas

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, defendió hoy ante la Comisión Europea (CE) una batería de medidas para proteger a la industria y el empleo ante la deslocalización de empresas multinacionales, tras episodios como el cierre de la planta leonesa de aerogeneradores de Vestas.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, celebró un encuentro con la comisaria europea de Industria, Elzbieta Bienkowska, a quien trasladó la "inquietud" de la comunidad autónoma ante la posibilidad de que se repita una crisis similar y sus propuestas para reforzar la reacción de la Unión Europea ante estas situaciones.

En declaraciones a la prensa tras la reunión, Herrera aseguró que Europa "tiene que reforzar sus respuestas a estas decisiones globales y empresariales" aunque sin "abdicar de los principios de la libertad de mercado".

"Europa debe tomar nota de como algunos países y algunas grandes potencias, a través del establecimiento de aranceles o de otros instrumentos, están poniendo trabas al comercio internacional, mientras que en Europa estamos practicando unas reglas de sano y libre mercado", señaló el presidente de la Junta.

Herrera se refirió a los "estándares y niveles muy exigentes" a los que están sujetos las compañías que operan en la UE y reclamó no permitir la "incoherencia" que supone que algunas de esas compañías eviten esos estándares mediante la deslocalización para después acabar vendiendo sus productos en el continente sin cumplir estas exigencias.

"Hemos planteado que deben de alguna manera fortalecerse e incluso ampliarse las exigencias y plazos para que aquellas multinacionales que han recibido fondos públicos para su establecimiento tomen estas decisiones. No puede tolerarse que habiendo recibido apoyos públicos se les den facilidades también en el tiempo para que deslocalicen", explicó Herrera.

En concreto, se mostró partidario de ampliar el plazo durante el que una empresa que ha recibido ayudas europeas debe garantizar el mantenimiento de las condiciones de empleo, actualmente fijado en cinco años desde la última recepción de ayudas públicas.

El presidente sugirió también que la Unión Europea debería exigir a estas compañías "certificados" que pongan de manifiesto que para la elaboración y fabricación de esos productos fuera de la UE han cumplido con las mismas condiciones sociales, laborales y ambientales que se exigen en Europa.

"Si no, estamos favoreciendo esa incongruencia", advirtió.

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, presente en la reunión, añadió que también se la había planteado a la comisaria el concepto de los "aranceles a la segunda transformación" de la materia prima.

"Lo que está ocurriendo es que muchas de nuestras empresas traen el componente ya modificado de manera que eso no paga arancel. Es una cosa que la comisaria conoce y le ha llamado la atención que fijemos esa postura de que hay que, de alguna manera, calificar esos productos, homologarlos y que no entren aquí sin ningún tipo de barrera o arancel", relató del Olmo.

Tanto Herrera como del Olmo destacaron el interés de la comisaria polaca en la estrategia de la comunidad autónoma para resolver las crisis en torno a la deslocalización industrial como la de Vestas, con componentes como el diálogo social, la puesta en marcha de un protocolo específico para hacer frente a estas emergencias o la Fundación Anclaje.

"La industria es clave para una buena economía y la nuestra es un buen ejemplo de ello. Es una región más industrializada que la media española donde las políticas apuestan por esos factores que son fundamentales en la industria y en la economía moderna: la formación, la innovación y la internacionalización", explicó Herrera. EFE

lzu/jcp

(foto) (vídeo)

(Mas información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)