EFEMadrid

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, uno de los barones de Cs, ha reconocido que el principal error ha sido no haber sido "útil" y que ahora, más allá de las responsabilidades que se asuman, lo que hay que hacer es ver cómo puede ayudar Ciudadanos a que España salga de esta situación.

Igea, que fue uno de los más críticos con la estrategia de Ciudadanos de pactar casi en exclusiva con el PP y el apoyo de Vox, no ha querido decir si Albert Rivera debe o no dimitir o si Inés Arrimadas debe ser el recambio porque lo importante en este momento, ha recalcado, es determinar hacia dónde se dirige el partido.

Ha señalado que la formación naranja nació para "ensanchar el centro y que no se dependiera de los nacionalistas" y eso no lo han percibido los votantes, que ven a Cs "como parte de un bando".

Lo que habrá que analizar, ha apuntado, es qué errores de estrategia y de comunicación se han cometido, también él, ha dicho, para retomar ese objetivo de hacer crecer el espacio de centro.

"Si no somos capaces de servir a nuestro país no me importa nada lo que pase a este partido", ha subrayado Igea a la entrada de la Ejecutiva extraordinaria para analizar el desastre electoral de ayer.

Ha insistido en que es un día para pensar en España y no en Ciudadanos: "Lo terrible no es que Cs tenga 10 diputados, lo terrible es la situación del país", ha afirmado Igea, que va a plantear en la reunión que no se pueden hacer "trincheras" ni caer en manos de los que quieren acabar con España.

"Este país tiene una amenaza de crisis territorial muy grande y nosotros tenemos que estar a la altura", ha añadido. EFE