EFESoria

El vicepresidente Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado este viernes que se implantará la nueva estrategia para contener la expansión de la covid en la Comunidad aunque la próxima semana no la apruebe la Comisión de Salud Pública del Ministerio, y que recoge medidas más restrictivas en lo social, en lugar de confinamientos, que tampoco se excluyen.

"Nosotros hemos propuesto una nueva estrategia, de niveles de alerta definidos, con valores epidemiológicos concretos. En la Comisión de Salud Pública se vio con buenos ojos y esperamos que la semana que viene esté aprobada, pero nosotros, se apruebe o no, vamos a ir hacia una estrategia de este tipo", ha avanzado Igea en Soria en rueda de prensa.

El vicepresidente ha advertido que la segunda ola puede ser "incluso más terrible" que la primera, a pesar de todo lo que se ha hecho para combatir el virus, y ha incidido en que el trabajo de la Junta es intentar concienciar a la población para que cambie su modo de vida.

"Es un trabajo que no se hace ni en un mes ni tres. Este país se enfrenta a una situación que ha cambiado su modo de vida de modo radical. Durante unos meses, no sabemos cuántos, tenemos que vivir sin tocarnos, separados metro y medio, sin relaciones sociales... ", ha reflexionado.

Igea ha recordado que el virus está creciendo en Castilla y León y en toda Europa y cree que se han cometido algunos errores por parte de todos, en especial haber realizado una desescalada rápida.

"Si alguien ha peleado en este país porque no hubiera una desescalada rápida es la Junta de Castilla y León. Éramos conscientes de que era un peligro; recuerdo todo lo que se reían de nosotros y nos presionaban. No sirve de nada decir ahora que teníamos razón; hay que seguir trabajando para mitigar la presencia del virus, que ha venido para quedarse a vivir entre nosotros", sostenido.

Igea ha dicho que el coronavirus es una pandemia que tendrá sus olas y en 2021, cuando se cumpla un año de su aparición en España, será un virus más pero hasta que no se tenga "la inmunidad suficiente" tienen "la obligación de mantener estas medidas para evitar el colapso del sistema, que ya se vivió".

El vicepresidente de la Junta ha señalado que la incidencia del virus está creciendo o está estable en todas las capitales, a excepción de Valladolid, donde va a la baja.

Y ha reconocido que no pueden volver a suspender completamente la actividad programada en el sistema sanitario, porque sería "un desastre", al ser "mortalidad añadida" a la que genera la pandemia por lo que se deja de hacer.

El vicepresidente de la Junta, que ha sondeado este viernes en Soria la opinión de los alcaldes sobre la modificación de la ley de ordenación del territorio de la Comunidad, ha añadido que la Junta ha incrementado en más de 600 millones el gasto sanitario en la Comunidad, lo que ha permitido incrementar los puestos en las UCIs por encima de un 50 por ciento y tener más de 560 respiradores y más de 30 millones de equipos de protección.

Asimismo, ha señalado que la estrategia de rastreo está siendo muy eficaz en Soria, lo que está permitiendo contener la segunda ola del virus, y han agotado las bolsas de empleo en sanidad, con lo que ha rechazado las críticas de algunos partidos sobre que la Junta no ha hecho nada durante la pandemia.EFE