EFEValladolid

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea (Cs), ha considerado este jueves que el líder del PP de Castilla y León y presidente del Ejecutivo, Alfonso Fernández Mañueco, comparte con él la preocupación y el interés por frenar un "gobierno tóxico" en España, aunque con "diferencias en la estrategia".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León, tras insistir en su propuesta de replanteamiento de los acuerdos autonómicos si eso sirve para fraguar un Ejecutivo sin Podemos y los independentistas, Igea ha reconocido que puede haber "varios caminos para llegar al mismo sitio", en referencia a la estrategia que pueda seguir el PP de Castilla y León.

De hecho, ha apelado al planteamiento realizado por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, también del PP, para tratar de arrastrar a sus compañeros de Castilla y León hacia la defensa abierta de un pacto nacional entre el PSOE, el PP y Cs. "En el PP hay voces reiteradas", ha remarcado.

"No somos el único gobierno autonómico que propone la necesidad de explorar otras vías de acuerdo y otras vías de gobierno", ha llegado a decir inicialmente Igea, como portavoz de la Junta, aunque posteriormente no ha concretado si Mañueco y el PP están dispuestos a ofrecer lo mismo que ha planteado él.

Preguntado por la "santa paciencia" que dijo tener Mañueco al ser preguntado por lo manifestado por Igea, el vicepresidente ha dicho que es "consciente de que es paciente" y de que esa es "una gran virtud del presidente".

Igea ha defendido que el análisis que hace la Junta del acuerdo entre el PSOE y Podemos es el mismo que "la inmensa mayoría de los españoles que hoy viven estas horas con mucha preocupación", que en el caso de los ciudadanos de Castilla y León se centran, en su opinión, en el perjuicio que tendrá para esta Comunidad la aprobación de presupuestos y de un nuevo modelo de financiación autonómica con el apoyo de socios independentistas.

"Castilla y León se va a ver seriamente afectada", ha avisado el vicepresidente, quien ha parafraseado al líder del PSOE-CyL, Luis Tudanca, para confiar en que la Comunidad "no esté en venta" a través de un pacto que pone "en riesgo la estabilidad económica, la prosperidad y la unidad misma de la nación".

Preguntado por la posibilidad de que el PSOE atienda su demanda, Igea ha reconocido que tiene "pocas esperanzas" en Pedro Sánchez, pero sí tiene "bastantes más", aunque "no muchas", en "muchos miembros del PSOE que hoy también empiezan a hablar sobre la necesidad o no de plantearse una alternativa", en referencia a las palabras del presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En el caso de su propio partido y de la enmienda que hizo ayer al replanteamiento de los pactos autonómicos, Igea ha asumido que José Manuel Villegas es quien puede hablar por el partido porque "de modo circunstancial es el máximo responsable", tras la marcha de Albert Rivera, pero ha negado que sus palabras sean contradictorias con las suyas.

En este sentido, ha argumentado que Cs piensa que el acuerdo entre el PSOE y Podemos es "una catástrofe" para España, por lo que hay que "explorar opciones alternativas" y que él se ha limitado a añadir que en Castilla y León "todos los procuradores y consejeros" de Ciudadanos "están dispuestos a, si es preciso, perder su puesto de trabajo para lograr ese pacto" a nivel nacional, aunque afectara a los gobiernos autonómicos.

"No hay venta ninguna, lo que haríamos en cualquier caso sería lo que fuera mejor para el interés de los ciudadanos de Castilla y León porque lo que es nefasto es que un gobierno como el que han propuesto salga adelante", ha añadido.EFE