EFESalamanca

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, ha demandado este lunes una unidad de acción como nación, desde el Consejo Interterritorial de Salud, para luchar contra el coronavirus porque se está ante momentos "muy peligrosos" y entiende el alto grado de desconfianza de la ciudadanía.

En una rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en Salamanca, antes de reunirse con el alcalde salmantino y el presidente de la Diputación, Carlos García Carbayo y Javier Iglesias, el vicepresidente autonómico ha evitado la crítica al Gobierno de España o de la Comunidad de Madrid, a quienes ha pedido que se dejen "de tirar los trastos a la cabeza".

Ante ese escenario, Igea ha reconocido entender la reacción de la ciudadanía, su "preocupación" por el desarrollo de esta pandemia, su "desconfianza" por unos políticos que "se pegan" en medio de "una crisis sin precedentes", por lo que "cuando se mezcla desesperación ciudadana, la pobreza, el paro, la muerte y el descrédito, lo que puede ocurrir está en los libros de historia", ha advertido.

Hasta en tres ocasiones ha evitado opinar sobre las decisiones del Gobierno central y el madrileño, aunque ha pedido al central que "siente a todas las comunidades autónomas", que establezca "los criterios" y que se tomen "las decisiones que haya que tomar, pero todos juntos, como una nación".

"Trabajamos para intentar transmitir el mensaje de que quien juega con una estrategia política se equivoca, que en este momento es importante que los ciudadanos entiendan que son de una nación que trabaja unida, y eso lo simboliza el Consejo Interterritorial de Salud, porque los ciudadanos de Madrid lo entenderán mejor si se toma desde el Consejo que de forma individual", ha reflexionado.

En este sentido, ha reconocido, aunque sin concretar, que "todos" han cometido errores, desde el Gobierno de España, al de Madrid o el de Castilla y León, por lo que es necesario "salir todos juntos" ya que, de lo contrario, se saldrá "muy mal".

"No podemos pararlo todo. Esto sería lo ideal, meter a todo el mundo en casa otra vez 15 o 20 días y así freno el contagio. Pero no lo podemos hacer porque hay un componente sanitario en la caída de la actividad y en la caída de ingresos. La situación es difícil y compleja, por lo que seguimos pidiendo unidad y criterios comunes", ha defendido.

Respecto al momento de la pandemia en Castilla y León, Francisco Igea ha explicado que, a pesar de que es "preocupante", lo es "menos" gracias a las "medidas que se han tomado estos meses, con una ampliación de camas en los hospitales" o con la existencia de "respiradores sin utilizar".

Y, frente a este aspecto menos negativo, también ha incidido en su idea de que no hay "un número suficiente de médicos intensivistas para mantener una situación de colapso muchas semanas", aunque no hay colapso en estos momentos en el sistema sanitario de la Comunidad.

Igea también ha recordado que la curva de ingresos bajará "cuando baje la incidencia" y ha añadido que ahora se ha logrado "bajar el crecimiento", por lo que "en una o dos semanas se empezará a bajar esa curva".

El vicepresidente de la Junta, además, ha mostrado su "grado de preocupación" ante el inicio del curso de las Universidades públicas de Castilla y León, pero sobre todo por "la gente que viene de fuera" y por el ambiente de "socialización de la juventud".

"Tenemos que ser capaces de explicar a los jóvenes lo importante de mantener el aislamiento social, de evitar comportamientos de riesgo. Y eso depende de nuestra capacidad de comunicarles que están en juego la vida de todos", ha sentenciado.EFE

10101946

(foto)

jsc/mr