EFESanta Colomba de Somoza (León)

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha afirmado este martes que la Junta "espera hacer una desescalada con racionalidad" y que se mantengan "criterios uniformes" para todas las comunidades.

No obstante, ha advertido de que "será difícil lograrlo cuando el Gobierno se niega a asumir esa responsabilidad", pero ha confiado en que en los órganos interterritoriales "se puedan unificar las medidas".

En declaraciones a los periodistas a su llegada al municipio leonés de Santa Colomba de Somoza, Igea ha señalado que de cara a la finalización del estado de alarma la medida más importante está siendo la campaña de vacunación, que en Castilla y León está yendo "muy bien".

"Se está vacunando a un 1% de la población al día y eso nos permite tener un futuro a uno o dos meses vista muy relajado pero hay que pasar ese tiempo bien", ha agregado.

El vicepresidente ha insistido en que el mensaje que hay que trasladar a la ciudadanía es que "queda muy poquito" para dejar atrás la pandemia, por lo que ha recalcado que "ahora es muy importante no equivocarse porque en Castilla y León todavía hay 140 personas ingresadas en la UCI".

"Se puede ser optimista porque nos queda muy poco pero hay que ser responsables y a los sectores a los que más les afectan las medidas de restricción que aún nos vemos obligados a mantener les pedimos este último esfuerzo", ha abundado.

Ha reiterado que la Junta confía en que en el verano la población más vulnerable de la Comunidad esté completamente inmunizada. EFE