EFESegovia

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha reconocido este sábado en Segovia que la situación de la pandemia en la comunidad pasa "por un momento difícil", con un récord de nuevos contagios, 1.075, especialmente en la zona de Valladolid Este.

Antes de participar en un debate del Hay Festival en Segovia, Francisco Igea, en declaraciones a los periodistas, ha señalado que, con los nuevos, la curva de contagios "crece", pero no lo hace al ritmo del pasado marzo.

El vicepresidente y portavoz de la Junta ha señalado la preocupación del Gobierno autonómico por la evolución de la pandemia, aunque ha advertido que el numero de ingresados ha bajado y eso "da un respiro" aunque "va a seguir creciendo en una o dos semanas".

Se ha mostrado especialmente preocupado por la evolución en Valladolid, en concreto de la zona Este, en la que los resultados son "muy llamativos", por lo que se va a cambiar la estrategia y se pondrán en marcha las llamadas "Arcas de Noé", para las personas que precisen de aislamiento y no lo puedan hacer en unas condiciones de seguridad.

Ha reconocido que es preciso mejorar los procesos de aislamiento y atención rápida, para lo que habrá nuevos test que hagan posible actuar con más celeridad en la detección de los casos.

Ha hecho un llamamiento a la ciudadanía y a la "conciencia social" para aplanar "otra vez" la curva de la pandemia lo que, a su juicio, es "imposible" sin su ayuda. EFE

1011939

ll/jcp

(foto)