EFEValladolid

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), ha sostenido este jueves tras conocerse el incremento de las listas de espera sanitarias en 2019 que ahora se están "engañando menos" como Gobierno, al aplicar "realidad y transparencia", y con lastres como que tras las elecciones autonómicas ya no había presupuesto para conciertos sanitarios.

En concreto, sobre el afloramiento de pacientes en lista de espera, Igea ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que en la anterior legislatura "había 44.000 pacientes que no estaban contabilizados" y se encontraban "en los famosos buzones o cajones del sistema", mientras que "hoy están contabilizados".

En este sentido, ha defendido que en estos meses que lleva el gobierno PP-CS la lista de espera estructural, es la que al final se publica, se ha incrementado diez puntos, y ahora incluye el 83 por ciento de los pacientes pendientes, una mejora en la "contabilidad" y en la "transparencia".

Ha rechazado hablar de que el departamento dirigido en la anterior legislatura por Antonio Sáez (PP) engañara o mintiera respecto a las listas de espera, pero ha incidido en que el repunte de las listas de espera reconocido ayer por Sacyl -con 4.560 pacientes más que esperan a ser operados respecto a hace un año y una demora media de 94 días-, está vinculado con el afloramiento de pacientes y la ausencia de presupuesto para conciertos.

"En marzo de 2019 hubo cerca de 1.100 derivaciones a centros concertados", ha remarcado Igea, quien ha añadido que después de ese mes, estuvieron en el entorno de las doscientas. "El presupuesto estaba agotado" y "ustedes saben cuándo fueron las elecciones", ha resumido.

El vicepresidente de la Junta ha incidido en ese cambio en la manera de contabilizar y gestionar la listas de espera que está teniendo resultado, ya que han desaparecido los picos trimestrales de aplazamientos por motivos clínicos para ser operados, que no aparecían en las listas de espera estructurales, y que además se han reducido sustancialmente.

"No estamos contentos, a nadie le gustan los malos datos", pero "Castilla y León sigue en la parte buena" en cuanto a la media nacional de espera y con "unos resultados de salud excelentes" ya que la Comunidad es la segunda con menor tasa de mortalidad ajustada por edad, ha defendido.

"Era lo esperado aunque no nos guste", ha insistido sobre el dato de lista de espera a final de 2019, con "un trabajo que está dando sus frutos", aunque ha incidido en que analizarán en el actual plan para combatir las listas de espera, el conocido como PERYCLES, para saber hospital por hospital, servicio por servicio, quirófano por quirófano, dónde está el problema, si es organizativo, de personal o infraestructuras y con ello actuar.

Estos datos se conocerán en febrero, ha explicado Igea, para quien esta herramienta de transparencia es en sí misma un elemento de mejora ya que llevará a "que todo el mundo se esfuerce en ser mejor".

No se ha cerrado Igea a si es necesario acudir a los conciertos con la sanidad privada para reducir las listas de espera, ya que al final "los ciudadanos pagan impuestos y les da igual" si es con concierto o no si "el servicio es bueno", ha concluido.EFE