EFEMadrid/Valladolid

La actividad turística en los hoteles en abril fue nula por el cierre de los establecimientos durante el estado de alarma, según publica hoy el Instituto Nacional de Estadística, frente a la actividad del mismo mes del 2019, en el que Castilla y León anotó 760.510 pernoctaciones, impulsadas por la Semana Santa.

Los indicadores de coyuntura que este viernes publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre actividad hotelera se saldan con ceros en tota España.

En abril del 2019, las pernoctaciones hoteleras repuntaron el 12,6 por ciento en Castilla y León, hasta las 760.510, impulsadas por la Semana Santa, que ese año se celebró en ese mes y el anterior en marzo.

Castilla y León acaparó en abril de hace un año en sus hoteles el 6 por ciento de las pernoctaciones del turista nacional, el sexto mejor dato, que lideró Andalucía con el 20,9.

Este año, el cierre obligatorio de los hoteles desde el pasado 26 de marzo hace que los datos de abril sobre número de establecimientos abiertos, plazas ofertadas, habitaciones disponibles, viajeros recibidos y pernoctaciones sean cero en todo el territorio nacional.

De la misma manera, al no haber ningún tipo de ingreso debido a actividades turísticas, la tarifa media diaria (ADR) y el ingreso por habitación disponible (RevPAR) son también cero.

Aunque sí hubo algunos hoteles abiertos para dar alojamiento a trabajadores de servicios esenciales, de acuerdo con la normativa europea se considera que estos establecimientos no están realizando ninguna actividad turística, por lo que sus flujos no forman parte de la Encuesta de Coyuntura Hotelera.

En marzo, las pernoctaciones en hoteles se desplomaron un 61,1 % la peor cifra desde que se empezaron a registrar estos datos en 1999, y el número de empleados cayó un 31 %, consecuencia del parón total de la actividad que se produjo tras el decreto del estado de alarma para hacer frente a la pandemia del coronavirus. EFE