EFEValladolid

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) celebra este miércoles el 95º aniversario de su fundación con los restos del cambio climático, la digitalización y la sequía para garantizar, desde esas tres vertientes, el abastecimiento urbano, doméstico, agrario e industrial.

Ha transcurrido casi un siglo desde la publicación, el 22 de junio de 1927, del real decreto fundacional para la gestión de la parte española de las aguas y el ecosistema fluvial del río Duero, que mayoritariamente atañe a Castilla y León aunque también, de forma tangencial y testimonial, a otras siete comunidades autónomas.

"Nos encontramos ante un punto de inflexión con el cambio climático y la utilización de las nuevas tecnologías en un contexto de eficacia y transparencia que necesita la CHD, pero también de atención y participación al ciudadano", ha analizado la presidenta del organismo de cuenca, Cristina Danés, cuatro años al frente.

Ha sido antes de la celebración de un acto conmemorativo del 95º aniversario de la CHD, celebrado este miércoles en el Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano que ha reunido en Valladolid a expresidentes, trabajadores jubilados y máximos responsables de varias confederaciones hidrográficas.

Se trata de algunos aspectos "que hay que controlar" fruto también de las nuevas normativas relacionadas con la sostenibilidad y equilibrio medioambiental, ha añadido Danés antes de responder a preguntas sobre el actual periodo de sequía en los cuatro sistemas que estructuran la CHD: 84.000 kilómetros cuadrados de superficie con 4.359 núcleos de población que suman casi 2,5 millones de habitantes.

"El abastecimiento no está comprometido pero la campaña de riego hay que gestionarla teniendo en cuenta este problema. Hay que satisfacer la demanda con menos agua", ha avisado la presidenta de la CHD.

La gestión de la demanda, por tanto, deberá ir en consonancia con la disminución de aportaciones de los 39.099 ríos y arroyos que configuran el patrimonio natural del río Duero en su vertiente española desde que nace en los Picos de Urbión, en tierras de Soria a 2.160 metros de altitud, hasta que traspasa la frontera hispanolusa en las inmediaciones de Castro de Alcañices (Zamora).

Preguntada por el Plan Hidrológico de la CHD, Cristina Danés ha informado de que se encuentra "en Madrid" junto a los del resto de las cuencas hidrográficas, a la espera de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico apruebe todos previsiblemente "al final del verano".

La principal premisa del futuro plan de la CHD será la gestión de la demanda "en equilibrio con los aspectos medioambientales, que son fundamentales", ha recalcado.

El consejero de Agricultura de Castilla y León, Mariano Veganzones, ha asistido a este acto conmemorativo donde, preguntado por los periodistas, ha remitido a la reunión del Consejo de Gobierno, este próximo jueves, cualquier aspecto relacionado con el incendio forestal que desde hace una semana ha asolado la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora.

La CHD, con más de medio millar de empleados entre técnicos, celadores, agentes y guardas fluviales, genera el 20 por ciento, la quinta parte de la producción hidroeléctrica en España.

El 44 por ciento de su territorio, unos 3,5 millones de hectáreas, están cubiertas de superficie vegetal con varios espacios naturales y ecosistemas fluviales poblados de fauna, flora y avifauna autóctonas. EFE