EFEValladolid

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha sostenido este martes que el protocolo ante el coronavirus "funcionó muy bien" en el caso de la mujer de Valladolid procedente de China, a la que se dará de alta hoy mismo tras descartarse el contagio, y que en un primer momento se negó a su aislamiento domiciliario.

Casado ha detallado en rueda de prensa el operativo que se puso en marcha cuando poco después de las siete de la tarde de ayer se pidió ayuda para una mujer que estaba aturdida y mareada, y vomitaba, en una calle de Valladolid, a la que en un primer momento atendió una ambulancia de soporte vital básico que constató que había estado en Shanghái (China) hacía una semana, tenía síntomas catarrales, fiebre y también síntomas de consumo excesivo de alcohol.

Consultado el sistema de alerta epidemiológico, éste aconsejó el aislamiento domiciliario de la mujer, que se negó, ante lo que se acordó su ingreso hospitalario, ha explicado Casado.

La mujer estaba en un bar de Valladolid y antes de que se pudiera acordar su traslado al hospital salió por la puerta de atrás y cogió un taxi, por lo que tuvo que ser localizada por la Policía Nacional acompañada del servicio de emergencias.

"Ante la duda, protección", ha sostenido la consejera ante este caso al que "se ha dado una correcta respuesta desde el sistema", con el traslado de la mujer a un box de urgencias en el hospital Río Hortega de Valladolid, en aislamiento, donde tras constatar que no cumplía ni criterios clínicos ni epidemiológicos de un posible caso de coronavirus será dada de alta hoy mismo.

Como aconseja el protocolo, también han estado en aislamiento domiciliario, hasta que se ha descartado que no era coronavirus, el taxista, los dos policías locales que acudieron al lugar en un primer momento, el conductor y el técnico del soporte vital, los que acompañaron a la mujer fuera del bar a devolver, su acompañante y otra persona que estaba en el establecimiento.

La consejera ha sostenido que la gente no debe negarse al aislamiento domiciliario y ha valorado que finalmente no se negara al traslado al hospital, ya que hubiera sido un "ingreso involuntario".

Y ha rechazado dar mas datos sobre la mujer o su nacionalidad ya que "la raza no determina" el contagio sino "la infección", ha defendido Casado que ha vuelto a insistir en un mensaje de tranquilidad, "sin alerta ni alarma".EFE