EFEÁvila

La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha considerado este miércoles en Ávila "muy positivo" el anuncio de vacunar en Castilla y León a los tres últimos grupos de edad, dentro de una estrategia que incluirá a la población de entre 30 a 39 años, de 20 a 29 y de 12 a 19 años.

Lucas, que ha visita las instalaciones del ampliado comedor escolar del Centro de Educación Infantil y Primaria "Santo Tomás", ha dicho en una rueda de prensa que su departamento está "a disposición" de lo que determinen las autoridades sanitarias.

Tras conocer los acuerdos adoptados este pasado martes por la Comisión de Salud Pública, la consejera considera "muy positivo que se inmunice al ámbito escolar", si bien se ha mostrado partidaria de que "primero se inmunice a los más vulnerables".

"Si ahora los grados de incidencia se producen en franjas más jóvenes, de entre 40 y 50 años, somos partidarios de que primero se inmunice a las personas que puedan presentar más riesgo", ha explicado la consejera, quien ha añadido que "eso no significa que se dejar de vacunar al personal escolar".

Antes de recordar que también es preciso vacunar a la comunidad universitaria y de señalar que todo dependerá del volumen de vacunas que lleguen, Rocío Lucas ha ofrecido las instalaciones escolares de la comunidad autónoma para vacunar, en el caso de que sea necesario.

Preguntada al respecto, ha apuntado que si las autoridades sanitarias así lo estiman, los colegios estarán "disponibles", aunque ha advertido de que durante el mes de agosto los centros "están cerrados y no están los alumnos en clase".

Además, ha recordado que Castilla y León tiene un alumnado disperso, con unos 35.000 estudiantes que utilizan el transporte escolar en diferentes rutas, lo que implica que "no están físicamente en las localidades en las que se encuentran los edificios escolares".

"Esa forma de organizar la vacunación la determinan las autoridades sanitarias", ha insistido, antes de señalar que su departamento facilitará "toda la información" necesaria. EFE