EFEValladolid

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Isabel Blanco, ha urgido este lunes la administración de una tercera dosis para los usuarios de las residencias de la Comunidad y ha recordado que no se ha podido obligar a vacunar al personal de esos centros, por lo que ha pedido de nuevo una Ley nacional de Pandemias.

En su comparecencia en las Cortes, a petición propia, para hacer balance de los dos primeros años de legislatura, Blanco ha valorado el "éxito en el proceso de vacunación de todos los centros residenciales de Castilla y León", que marcó el punto de inflexión y el que permitió el levantamiento de muchas restricciones.

En esa línea, ha recordado que en abril el 97’4% de los usuarios de las residencias de mayores estaban vacunados, y el 89,5 de los trabajadores, con lo que desde ese mes se reanudaron los ingresos en los centros residenciales y las restricciones en la movilidad y visitas se suavizaron.

"No cabe duda de que las vacunas son la mejor solución que existe ya que además, en el caso de las personas que viven en las residencias son muy mayores, muy vulnerables, con muchas patologías y por ello, entiendo que es necesario la administración de una tercera dosis a la mayor brevedad posible", ha demandado la titular de Familia.

Se trata, ha recordado de una decisión que evidentemente dependerá de la Estrategia Nacional de Vacunación que establezca el Ministerio de Sanidad y la ponencia de vacunas.

Blanco ha explicado que la situación en las residencias de mayores de Castilla y León está controlada y en claro descenso en cuanto a número de casos, en una quinta ola con menor incidencia en estos centros que en la población en general, y en la que según el IMSERSO los contagios han sido del 2,5 por ciento de los residentes con un 0,18 por ciento de fallecidos.

La consejera ha incidido en que hay medidas que no han podido adoptar, como la vacunación forzosa del personal que trabaja en estos centros; y ha argüido que "la aprobación de una ley de pandemias permitiría que las comunidades autónomas contáramos con un marco legal adecuado para seguir actuando en la dirección correcta". EFE