EFEValladolid

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha defendido este viernes la aplicación de "criterios más drásticos" en Castilla y León respecto a otras autonomías, aunque esto pueda significar que el Ministerio de Sanidad rechace la propuesta de pasar a fase 2 en las 26 zonas básicas de salud rurales -53.000 habitantes- que están en la fase 1 desde el 11 de mayo.

En la rueda de prensa telemática para analizar la evolución de la pandemia en Castilla y León, Casado ha reconocido que existen "divergencias" entre la Junta y el Ministerio de Sanidad a la hora de acometer la desescalada, al oponerse el departamento de Salvador Illa a que coexistan zonas en la misma provincia con distintas fases 1 y 2, pero la decisión definitiva aún no ha sido anunciada por el Gobierno central.

Por el contrario, Casado ha agradecido las palabras de reconocimiento que tanto Salvador Illa como el director del Centro de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, dedicaron en la reunión de ayer al "extraordinario trabajo" y la "prudencia y rigor" con la que se está abordando la crisis en esta Comunidad, en palabras de la consejera. FE