EFEValladolid

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha ordenado este domingo la activación de la fase de alerta por nieve en la Cordillera Cantábrica de las provincias de León, Palencia y Burgos y en la zona de la Ibérica en Burgos y Soria.

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno, el dispositivo más temprano es el que se ha puesto en marcha desde las 11.30 horas en la provincia de León, donde se esperan acumulaciones de hasta 10 cm en las zonas de montaña. Mientras, en el norte de Palencia y Burgos la fase comenzará a partir de las 15.00 horas, cuando se esperan acumulaciones de hasta 5 cm.

Estas alertas, que permanecerán activas durante toda la jornada dominical, se unen a las que activó ayer por la noche la Delegación para el Sistema Ibérico y no será hasta final del día hasta que la Delegación decida, en consonancia con las previsiones de la Aemet, si se puede desactivar este protocolo.

Están cerradas en Castilla y León la BU-570 (Estacas de Trueba) y la BU-572 (La Lunada), en la provincia de Burgos. En León sucede lo mismo en las LE-126 (Fonte da Cova), LE-142 (Acebedo), LE-233 (Boca de Huérgano), LE-321 (Valdelugueros), LE-481 (San Emiliano) y LE-491 (Cabrillanes). En Salamanca no se circula en la DSA-180 (La Hoya).

La estabilidad meteorológica de la jornada de ayer ha dado paso en Castilla y León a un domingo en el que regresan a la Comunidad los avisos amarillos por nieve, con acumulaciones de hasta 8 centímetros en el norte de León y Palencia y de hasta 5 cm en la zona del Sistema Ibérico, en Burgos y Soria.

Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en los Picos de Europa las acumulaciones se producirán a por encima de los mil metros y a partir de los 1.500 metros estas podrían aglutinar hasta 15 cm de nieve; mientras, en la Ibérica, las acumulaciones se producirán a partir de los mil metros.

Como especifica la Aemet en su portal, los avisos por fenómenos meteorológicos adversos de color amarillo no entraña peligro para las actividades cotidianas, aunque sí hay que tenerlos en consideración. EFE